ACB Artículos

Analizando la final ACB y a su campeón

Polémica final en la Copa del rey, perder el partido dominado en la Final Four; eso aún resonaba en los integrantes del Real Madrid. Por eso en el primer partido de la final ACB salieron con fuerza y motivación, y, por supuesto, acierto (18/21 T1, 15/26 T2, 13/31 T3). Conclusión: primer envite solventado por nada menos que 20 puntos (87-67) contra su rival más clásico, un Barça, que se vio desbordado. Campazzo hizo y deshizo a su antojo con 19 puntos, 4 asistencias y un robo.

El Barça no se iba a dejar avasallar nuevamente y salió mucho mejor en el segundo encuentro. El partido estaba muy a su favor dominando el rebote y con Heurtel en estado de gracia (30 puntos). Ganaba por 8 puntos a menos de minuto y medio, pero la remontada del Madrid fue épica. Con el marcador en contra, 74-79, a solo 19 segundos para el sonido de la bocina, Randolph anotó un triple. Posteriormente un tiro libre para Claver y uno para Llull, que falló el segundo. Rudy estuvo listo y consiguió el rebote cediendo la pelota a Llull y este lanzó un pase al otro lado donde esperaba el inspirado Carroll, que cintaba a Claver y acertaba con el triple a 2 segundos del final, rememorando el triple de Herreros en 2005. Victoria 81-80. Carroll terminó con 25 puntos (6/7 T1, 2/2 T2, 5/7 T3) y 2 rebotes.

El primer partido en Barcelona fue parecido pero con los bandos cambiados. El Madrid con su habitual uso del lanzamiento exterior mantenía ventajas en el marcador, a pesar de que el Barcelona volvía a ser mucho más eficaz en los rebotes. El partido a ratos era un duelo entre, Heurtel (21 pts) y Singleton (12 pts) por un lado y Campazzo (18 pts) y Thompkins (18 pts) por el otro. Los blancos llevaban 15 triples y ganaban 71-77 con dos minutos y medio por disputarse. Esta vez, la remontada fue del Barça, el Madrid no anotó ni un solo punto más mientras que Kuric, Heurtel y Singleton ponían uno arriba a su equipo. Thompkins tuvo la oportunidad pero no pudo y el partido se volvía a resolver por un solo punto, 78-77.

Leer  LA INTERCONTINENTAL SE TIÑE DE AURINEGRO

El cuarto partido, segundo en Barcelona, fue prácticamente dominado por el Real Madrid, que por primera vez se adueñó de los rebotes, doblando casi a su rival. El despertar de Pangos fue insuficiente y quedando solo dos minutos tomaban una ventaja de 12 puntos, que solo tuvo que defender en el último intento del Barcelona. Triunfo por 68-74 con el MVP Campazzo en plan multiusos (15 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 2 robos) y Tavares a sus labores (10 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia, 2 tapones).

El campeón ha dejado claro dos cosas:

Su extensa y buena plantilla, en la que todos los jugadores aportan. Campazzo impecable en labores ofensivas (20/20 T1, 8/16 T3) y defensivas, Tavares con su rol importante en el que no hace falta ser muy anotador, Carroll en cualquier momento puede cambiar el partido con sus triples, Rudy siempre da intensidad y detalles aparte de sus triples personalizados, Ayón y su lectura del juego en cada partido, Randolph y Thompkins con sus triples y detalles cuando menos lo esperas, Llull y su liderazgo a pesar de no estar en su mejor momento, Causeur y sus entradas a canasta, aprovechando siempre sus minutos, Taylor y su defensa, siempre a las órdenes de Laso, Deck progresando adecuadamente y Felipe, aunque no haya jugado apenas, suele ser el jugador que más aporta en menos tiempo. Luego está Laso y sus, 1, 2, 3, 4, ….., numerosos títulos conseguidos.

Prefieren ir de 3 en 3 puntos. En el total de los cuatro partidos han lanzado más triples (49/122) que de dos (55/115). A 12,2 triples convertidos por partido con un 40,2% de acierto.

Estadísticas de la Final ACB


Estadísticas y curiosidades del baloncesto