ACB

Bendito Modelo


Los máximos responsables de la sección de baloncesto del Barça salían hace una semana en rueda de prensa para analizar la que probablemente ha sido la peor temporada del Barcelona en años. Al margen de valoraciones personales sobre la destitución de Bartzokas, ascenso de Nacho Rodríguez y degradación de Rodrigo de la Fuente, la comparecencia dejó una gran incógnita en el aire: EL MODELO.

Bendito Modelo

Albert Soler, Director de Deportes Profesionales del F.C Barcelona/iusport.com

El concepto modelo ya fue acuñado por los dirigentes de la sección hace un año. El club cambió al manager general, Creus por de la Fuente, y reemplazó al entonces técnico Xavier Pascual por el hombre que había tumbado a los azulgranas en cuartos de Euroliga, el griego Georgios Bartzokas. Ya en ese día se habló de un cambio de filosofía, una reestructuración que haría cambiar las pautas con las que el club había trabajado hasta entonces durante el binomio Pascual-Creus. Sin embargo, una temporada después, las cosas están peor.

El modelo empezó de forma peculiar cuando desde los despachos del club decidieron empezar la temporada con un solo base: Tyrese Rice. Una decisión sin precedentes que a la postre ha quedado patente que fue un error. Ni Kopponen es un director de juego ni Peno estaba preparado para ejercer de segundo base; un chico sin tiro exterior y aun verde en la dirección no puede dirigir una nave cuya aspiración es alzarse con la Euroliga. Muy diferente opina Albert Soler, Director de Deportes Profesionales, que en la rueda de prensa se despachó a gusto contra el antiguo entrenador afirmando que “Queríamos que tuvieran minutos los jóvenes del B y el Júnior”, “Con Bartzokas no había garantías para creer en que el modelo se fuera a aplicar” y que “El modelo no ha fracasado, no es malo, lo que ha fracasado es la aplicación del modelo”.

No obstante, en Can Barça nunca se han dignado a explicar exactamente cuál es el modelo, apenas por las pinceladas que ha ido soltando la directiva entendemos que el modelo se basa en la cantera. Entonces, es inexplicable como tras las múltiples lesiones en la plantilla o el despido de Dorsey, se decidió traer a hombres como Renfroe, Munford, Faverani o Holmes, jugadores que no tenían el nivel necesario para un equipo tan grande, en vez de obligar al entrenador a jugar con los jóvenes del Barça B. Cabe decir también que, si lo hubiera hecho, ¿de verdad piensan en las oficinas del Barcelona que el equipo hubiese plantado cara en Euroliga, la Euroliga más dura de la historia, con jugadores que de no ser por las llegadas de Dagoberto Peña y Volodymyr Gerun estarían probablemente en LEB Plata en estos momentos?

Leer  El Real Betis suma otra nueva incorporación, llega el alero Troy DeVries

Querer aplicar un modelo de cantera por simple mimetismo a equipos como Joventut o Estudiantes es muy peligroso pues los objetivos de cada equipo son muy diferentes. Baskonia tiene a Sedekerskis, el Madrid a Doncic, ambos jugadores, superdotados tanto técnica como físicamente, pero cuando uno mira Valencia no ve a nadie y en Unicaja Okouo apenas ha jugado y Díaz tuvo que salir cedido dos veces antes de hacerse un hueco en la rotación.

Viendo el panorama, Soler anda muy equivocado si cree que jugar con Kurucs, Font y Peno es viable cuando el objetivo en el Barça siempre ha de ser ganarlo todo. Uno vale, tres son demasiados. Antes que ir buscando jugadores irrepetibles como Navarro y Gasol, en Barcelona deberían buscar un entrenador pues el supuesto modelo no se aplicará solo. De todos modos, la reciente negativa de Jasikevicius y probablemente de Pedro Martínez ponen en una situación difícil a la dirección deportiva y, sobre todo, ponen muy entredicho la viabilidad de un modelo que, a mediados de junio, sigue sin nombres y apellidos para la temporada que viene. ¿Es este el modelo señor Soler? Pues bendito modelo.

Oriol Hermosilla – @hermo_96

Mate Al Aro