ACB

El Barcelona se hace con la Copa del Rey tras ganar al Real Madrid en una final de infarto (93-94)

El Barcelona Lassa campeón de la Copa del Rey 2019 tras vencer al Real Madrid (93-94) en la final celebrada el domingo 17 de febrero en el estadio WiZink Center. El conjunto blanco necesitó forzar la prórroga para seguir respirando, pero los azulgranas no dieron tregua.

  1. Desde el primer minuto se podía observar la tensión de los jugadores de cara a esta final, pero todavía no podíamos ni imaginarnos lo que íbamos a presenciar los aficionados de este deporte.

La final de la Copa protagonizada por el Barça lassa y el Real Madrid ha sido una de las finales más locas y con mayor polémica de los últimos años, una vez más compartiendo protagonismo con el equipo arbitral. Los azulgranas tuvieron que remontar hasta tres veces para acabar con la resistencia del equipo blanco.

El partido comenzó con el acierto de las duplas Ayon – Campazzo por parte del equipo blanco y Claver- Tomic por los azulgranas. El primer cuarto finalizaba con un resultado muy igualado aun estando 4 arriba los jugadores de Pesic (16-20).

El inicio del segundo cuarto se protagonizó por la presencia del base Mallorquín Sergio Llul. El acierto desde la línea de 3 por parte del jugador puso en peligro al Barcelona dejando así el marcador igualado (35-35) antes del descanso.

El cuadro barcelonista parecía estar en la cuerda floja en el tercer cuarto después de recibir un parcial de 13 a cero, liderada por el alero francés Fabien Causeur. Como ya hemos podido ver otras finales, el jugador se puso en modo all star para poner así la máxima diferencia del partido (58-41). El resultado de cara al que parecía ser el último cuarto del partido dejaba la final con aroma blanco (60-44).

Sin embargo, los de Pesic no se rindieron y apretaron el marcador en el último cuarto, sumando cuatro triples consecutivos para conseguir ponerse a tres puntos (61-58). Un 2+1 del americano Kuric y una bandeja de Heurtel daba la vuelta al marcador a 5:56 minutos del final (61-63).

Causeur volvía a anotar una canasta para igualar el partido (63-63). Ninguno de los dos equipos iba a vender la final sin dejarse la piel. El equipo blanco volvía a ponerse por delante gracias a la faceta anotadora de Sergio Llul. Tras un parcial de 0-8 de la mano de Thomas Heurtel el encuentro se ponía favorablemente para los azulgranas, pero Llul envió el partido a la prorroga tras meter una canasta sobre la bocina (77-77).

En el tiempo extra la igualdad domino el partido, pero el acierto del Barça en los últimos dos minutos puso a los de Pesic por delante.

Un final de locura se nos venía encima, presenciando así las dos jugadas de más polémica de toda la competición. Randolph evito una canasta de Singleton con el marcador favorable para el Barça Lassa a tan solo 11 segundos del final. (90-92), mediante los que muchos creen que era falta, aunque los colegiados no lo interpretaron como tal.

En la última acción del partido y con el marcador favorable al Madrid (93-92) Tomic intento un aro pasado, Randolph taponó y el equipo arbitral tras acudir a la revisión del instant replay, una vez terminado el partido, dictaminó que el tapón era ilegal por lo que dio al Barcelona el título de campeón.  

Temas relacionados