ACB Entrevistas

Entrevista a Porfi Fisac

Porfi Fisac es sin duda uno de los mayores talentos del Basket nacional en los banquillos. Trabajador, directo y cordial, agradecemos profundamente a él y a su club, Basket Zaragoza, la amabilidad mostrada para atendernos.

A lo largo de su trayectoria como entrenador, una de sus características es saber crear un EQUIPO más que un grupo de grandes nombres ¿Piensa que esa es la clave de sus logros deportivos?

Es algo que entiendo que es un deporte de equipo, el entrenador lo que marca es una filosofía y un criterio. Sí que me gusta tener ese halo de familia dentro de los grupos, aunque los protagonistas en el juego lo vayan teniendo individualizado, pero siempre todos tienen cosas que aportar y sumar en pro del equipo.

Esta será su segunda temporada en Zaragoza y tras la gran campaña realizada el año pasado ¿el objetivo de este año sería subir un peldaño más, o piensa que sería añadir más presión de la necesaria al equipo?

En esta liga tan competitiva muchas veces los dineros marcan el objetivo de cada equipo. Nosotros en principio entramos en doble competición (Liga Endesa y Champions League) y eso conlleva un riesgo muy importante que es el desgaste que hay en los viajes, y que los jugadores se centren más en una competición que en otra… Lo primero que hay que hacer es formar al grupo lo mejor posible tácticamente. Este año tenemos la dificultad de que muchos jugadores participaran en el Mundial, pero los objetivos van marcando el desarrollo de la competición y primero hay que ser honestos sabiendo que nuestro primer objetivo es salvar la categoría y no pasar apuros, a partir de ahí, luchar porque la gente disfrute ganando y compitiendo.

El verano suele ser tiempo de relax para casi todos ¿Cómo pasa Porfi Fisac esta época?¿Se dedica a mirar jugadores, scoutings, clinics…?

Soy un poco diferente en este aspecto, me gusta el verano para estar con la familia. Es el punto más importante y prioritario en mi vida, por encima de la profesión e intento estar el mayor tiempo posible con ella. Después doy algún tipo de charla o clinic, todos los que puedo y no todos los que quisiera porque no puedes llegar a todos los sitios, hay que desconectar un poco. Para ello me suelo ir a Extremadura, en el campo, siendo de lo más sencillo y natural posible.

La eliminatoria de la Final 4 contra Baskonia , desde el punto de vista del aficionado ¿fueron los mejores partidos de la temporada? ¿Piensa que también pudo servir para dar un puñetazo en la mesa y presentar su candidatura en la Final 4 ante equipos como Real Madrid o Barcelona Lassa?

Creo que muchas veces este tipo de enfrentamientos hacen crecer a los jugadores, al entrenador, al club y a todo el mundo. Sí que es cierto que contra Baskonia jugamos los mejores partidos del campeonato, pero para ganar a un equipo tan grande no sólo es lo que tú haces, si no lo que ellos dejan de hacer.

Creo que Baskonia llegó en un momento físico justo y de ahí se dieron las dos connotaciones, nosotros estuvimos muy bien y ellos estuvieron por debajo de sus posibilidades. No creo que fuese una cuestión de “dar un puñetazo en la mesa”, es una cuestión de trayectorias y Baskonia lleva siendo un equipo TOP en Liga Endesa y en Europa, nosotros tenemos mucho margen para crecer y poder alcanzar a este tipo de equipo sería un sueño.

Leer  MONBÚS OBRADOIRO 70 - UCAM MURCIA 68

Salvando a los grandes equipos y presupuestos ¿en qué le gusta basarse para construir sus equipos?

Hoy en día los equipos de los Clubs de Liga Endesa se construyen entre varias personas, fundamentalmente entre directores deportivos y entrenadores. Personalmente me gusta tener una solidez en el puesto de Base y de “5” y a partir de ahí, ir armando todo lo demás.

A veces la estructura de jugadores que hay en el mercado a los que tú puedas acceder te condiciona para que el equipo sea más tirador o tenga otras connotaciones diferentes de jugadores más inteligentes o jugadores más físicos. Estas son las tres bases por las que se determinan los equipos, pero en nuestro caso casi siempre buscamos una filosofía como estos dos años en Zaragoza, donde el joven talento aragonés también tenga participación. Para ello necesitamos una serie de jugadores veteranos que tengan unas características muy determinadas y muy adaptadas a lo que significa Baket Zaragoza, la afición de Zaragoza y el Club.

Ya queda poco para que arranque una nueva temporada. ¿Qué mensaje manda a la afición de Basket Zaragoza?

Lo primero es que hay que ser conscientes que lo del años pasado fue una cosa increíble, fue un sueño para todos y que volvemos otra vez a despertarnos y a la realidad. Hay cosas que tienen que tener absolutamente claras, como que no podemos garantizar el tener una serie de resultados más o menos positivos, pero sí que no es negociable el hecho de entregrarnos, el hecho del esfuerzo y el hecho donde jugar un baloncesto en el que ellos se diviertan sintiéndose partícipes. Creo que es importante que exista esa unión grada-equipo y esto es algo que no podemos perder, es algo que se hace a través de entrega y no ser egoístas a través de un baloncesto donde el riesgo y la valentía sea condicionante un poco de lo que nosotros queremos jugar.

Dada su larga trayectoria en este deporte, su profesionailidad y su personalidad ¿contemplaría la posibilidad de ser seleccionador nacional con España?

Creo que ahora mismo hay un grandísimo entrenador que ocupa este puesto y hay que tener mucho respeto por todo ello. Claro que a cualquier entrenador español le gustaría poder dirigir  su propia selección, yo he tenido la fortuna de poder ser seleccionador de Senegal y me he sentido como parte importante de ese país. Para cualquier entrenador poder representar a su patria es algo importante, no solo para mí, sino para todo el mundo. Pero ahora mismo hay una grandísima persona en este puesto, lleva años haciéndolo muy bien y en España hemos tenido la fortuna de vivir una gran generación de jugadores, hay que quitarse el sombrero porque nos han dado todo al baloncesto español.

Desde “Mate al Aro” damos las gracias a Porfirio Fisac y Basket Zaragoza por su disponibilidad y la atención que nos han dedicado. Os deseamos lo mejor para esta nueva temporada que en breve dará comienzo.

Rubén Fernández