ACB

La defensa del BARÇA 83 pudo con un desdibujado REAL MADRID 63

Los árbitros convirtieron el partido en un canto a las faltas en ataque, registro de récord.

El Barcelona recibía al Real Madrid con ganas de revancha, tras las dos derrotas encajadas en lo que va de temporada. Apostaba Pesic por un quinteto inicial muy alto, con Hanga (1,99 m) de base y Claver (2,07 m) de alero. La defensa general del equipo y en particular la de Hanga sobre Campazzo (18 cm menos) y la de Claver sobre Deck, estuvo impecable, dejando sin ideas durante casi todo el cuarto al rival. Con 4:07 minutos transcurridos el marcador reflejaba 8-0. Los blancos había perdido 5 balones y tan solo llevaban realizado 3 lanzamientos. Randolph anotaba 5 puntos, pero era el único de su equipo que lo hacía. Después apareció Delaney con 7 puntos para finalizar el primer cuarto, 22-5. El líder de la liga estaba irreconocible (7 pérdidas y 1/10 triples), buena culpa de ello era la defensa barcelonista.

Thompkins y Garuba parece que le daban otro aire al equipo y comenzaron anotando, pero el Barcelona seguía acertando triples de la mano de varios jugadores. Entonces, empezó, lo que iba a ser, el festival de faltas en ataque; hasta tres seguidas llegaron a señalar. Hanga seguía bien en defensa y el Barcelona alcanzaba 21 puntos de diferencia (35-14). Quizá Laso, puso en juego muy tarde a Carroll. Reaccionó el Real Madrid con dos triples consecutivos y arregló bastante el mal inicio con un parcial de 13-4, que dejaba el partido más abierto, 39-27. Los bases visitantes, Campazzo y Laprovittola, sumaban 6 pérdidas y 0/7 en tiros.

En la reanudación, otra versión mostró el Real Madrid en el juego en equipo, pero se producía un intercambio de canastas que beneficiaba al Barcelona. De nuevo las faltas en ataque resurgieron, cada dos o tres jugadas se pitaba alguna. El equipo blanco ganaba el rebote pero seguía perdiendo demasiados balones y fallando triples. Fue un cuarto de batalla, de roces, de defensa, que terminaría con un parcial de 5-0 a favor de los anfitriones, que hacían aumentar su ventaja, 62-45.

Leer  LA ACB BORRA EL CANON Y SUAVIZA SUS EXIGENCIAS ECONOMICAS PARA SUBIR

El Real Madrid salió a por todas, no quedaba otra, y en poco más de tres minutos y medio se acercó 66-55, con un buen Thompkins. Tiempo muerto pedido por Pesic determinante, ya que su equipo hizo un 6-0 tras la charla. Después, Mirotic se vino arriba y fue a rematar el partido, alcanzando los 20 puntos. El Real Madrid con los brazos caídos, solo esperaba el sonido de la bocina, mientras que Tavares era el único que sacaba algún punto cuando el marcador ya rondaba los 20 puntos de diferencia, 83-63.

Mejor jugador del partido: Adam Hanga 10 puntos (4/4 t1, 0/3 t2, 2/2 t3), 3 rebotes, 2 asistencias, 3 robos y 1 tapón, en 26:23 minutos.

Estadísticas y curiosidades del baloncesto