ACB

Opinión sobre la política de fichajes del Barcelona B


En estos últimos dos años en los que el filial azulgrana ha frequentado la LEB Oro, jugadores veteranos como Barton, Sada, Lakovic o Trias han aterrizado a la ciudad condal para jugar en él.

Opinión sobre la política de fichajes del Barcelona BEsta política de fichar veteranos para un equipo teóricamente de cantera y formación ha llegado a su zénit con el fichaje de un jugador aún joven pero ya contrastado en el baloncesto español como es el pívot ucraniano Volodymyr Gerun. Nosotros queremos analizar esta política de fichajes y mostrar las dos posturas que han surgido en nuestra redacción.

A FAVOR (Oriol Hermosilla – twitter: @hermo_96)

Aunque es cierto que en un equipo de cantera lo importante es la formación de jugadores, nunca se deben dejar de lado los resultados. En estos momentos el equipo azulgrana es último en la clasificación con un triste balance de 3 victorias y 18 derrotas. En un equipo con graves problemas de anotación y con un pobre juego interior la llegada de un pívot de categoría como es Gerun puede hacer más bien que daño.

El mantener la categoría, además, se antoja indispensable si la ambición del club es la de formar de la mejor forma posible a los jóvenes. La mejor manera de preparar a los chicos, de hacerlos trabajar, es haciéndolos jugar en partidos donde se requiera el 200% de ellos y eso les ocurrirá solo en LEB Oro, una categoría suficientemente dura como para que cada partido suponga un reto y una oportunidad de mejora para ellos.

La también llegada de jugadores veteranos en sus últimos días de baloncesto es otro punto a estudiar y que yo creo que tiene una clara función pedagógica. La mejor manera de formar a un jugador joven y convertirlo en un líder es que aprenda de alguien que fue un líder antaño. Estos veteranos por lo tanto se convierten en mentores de los jugadores y les muestran todo su conocimiento y experiencia. Podríamos pensar los mayores al margen de enseñar, también son los que más minutos están sobre el parqué y tiran del carro, pero echando un vistazo a las estadísticas comprobamos que jugadores como Aleix Font, Rodions Kurucs o Nedim Djedovic disfrutan de suficientes minutos y tiros cada fin de semana. Es por todo esto que creo que el Barcelona va por el buen camino cuando ficha veteranos o calidad para el filial, porque no deja de lado la cantera, la potencia.

Leer  El Real Betis suma otra nueva incorporación, llega el alero Troy DeVries

EN CONTRA (Marcelo García – twitter: @marcelo0709)

Desde mi punto de vista, la función de un equipo filial es la de formar jugadores. Por lo tanto, lo que menos debe importar son los resultados e incluso, llevándolo al extremo, las derrotas también deben formar parte de la formación de los jóvenes jugadores y, estos, van a aprender tanto en la victoria como en el fracaso y un descenso podría ser una valiosa lección para su futuro como jugadores de élite. Tampoco me parece realmente importante la diferencia de calidad entre la LEB Oro y la LEB Plata y si nos fijamos en el eterno rival, cuyo filial milita en EBA, de la categoría donde se encuentre el equipo B no impacta grandemente en la mejora de los futuros miembros de la primera plantilla.

En el caso del Barça B se trata de 4 jugadores de una plantilla de 12. Es decir, 1/3 del equipo no son jugadores de cantera y restan muchos minutos a chavales que deberían estar jugando para foguearse. Como dato, decir que Trias juega 31 minutos por partido y Sada 19. Si los nuevos Gerun y Peña juegan de ese orden, supone que la mitad de los minutos del equipo serán para estos 4 jugadores. Y no solo la cantidad si no también la calidad, puesto que la presencia de estos hombres más experimentados limita la necesidad de liderazgo en los jugadores más jóvenes. Esta falta de minutos, junto con las escasas posibilidades de llegar al primer equipo ha llevado a jóvenes promesas del equipo blaugrana como Eric Vila a dejar el Barça B para buscar oportunidades en la NCAA.

Centrándonos en el caso del filial barcelonista resulta que, además, los resultados no acompañan con lo que, además de disminuir los minutos de los jóvenes y la calidad de los mismos, no se consigue el objetivo de mejorar los resultados puesto que jugadores experimentados en Liga Endesa no garantizan resultados en LEB Oro.

Mate Al Aro