ACB

Villacampa deja el club al que hizo grande


Jordi Villacampa dejó el pasado fin de semana la presidencia del Club Joventut de Badalona. Media vida dedicada a la Penya que tuvo tanto momentos buenos como malos. Esto es un repaso a su trayectoria y un homenaje a una persona que bien lo merece.

Villacampa deja el club al que hizo grande

ara.cat

Tras 18 años en el cargo, Jordi Villacampa ha dejado de ser el presidente del Club Joventut de Badalona. En junta general del pasado 28 de diciembre, Villacampa ya anunció que no se presentaría a la reelección y abandonaría el cargo una vez pactado con los bancos, ayuntamiento y hacienda un plan de viabilidad que les permitiera devolver la deuda y garantizar el futuro de la entidad. Tras el pacto con el ayuntamiento ya se dio por concluida su labor y el mítico exjugador cedió hace escasos días la presidencia a su antiguo compañero Juanan Morales.

Villacampa, nacido en Reus en el año 1963, jugó 17 temporadas en el equipo que le vió crecer, fue internacional 158 veces y es, aún en la actualidad, el segundo máximo anotador histórico de la Liga.Logró grandes éxitos colectivos como la las Ligas 91 y 92, la Copa del año 97 o la Copa de Europa – Euroliga actual – en el año 94. El alero se retiró en el 97 y tras el homenaje que le realizaron, decidió volver en el 99 para convertirse en presidente de la entidad.

Siempre muy ligado al club y a su política de cantera, Villacampa apostó muy fuerte por ella consiguiendo también buenos resultados. Siempre presentes en ACB y hasta luchando en los playoffs ante equipos con mayor presupuesto como Barcelona o Madrid, la Penya, con Villacampa al frente, logró ganar la Copa del Rey 2008 con unos jóvenes Ricky Rubio y Rudy Fernández en la plantilla. Además consiguieron hacerse un nombre en el baloncesto europeo al consagrarse campeones de la FIBA Eurocup 2006 – desaparecida en la actualidad – y de la Copa ULEB 2008 ante Akasvayu Girona, competición que este año ganó Unicaja en otra final española ante Valencia Basket.

Leer  Entrevista a Curro Segura: "Mi futuro lo veo en un banquillo, ahora no veo otra cosa y ojalá muchos años en el que estoy ahora"

Pero no todo fue un camino de rosas y en los últimos años las deudas azotaron la entidad y dejaron la directiva, Villacampa y el club, muy tocados. Con la intención de abandonar la presidencia en 2013, el presidente aceptó seguir hasta la pasada semana para mejorar el precario estado económico en que se encontraba el Joventut. Con la deuda prácticamente resuelta, Villacampa deja su puesto a Morales con la conciencia bien tranquila de que deja el club mejor de cómo lo encontró en 1999.

Villacampa quiso despedirse con una carta en la que dejó frases como estas: “En mi despedida como presidente puedo afirmar con todo el orgullo que dejamos la SAD mejor que la encontramos.” y también recordó los grandes éxitos de su etapa: “Dieciocho años es mucho tiempo. En estos años hemos pasado buenos momentos y otros muy complicados en los que hemos sufrido por la supervivencia de nuestra Penya. Como hechos positivos a recordar y celebrar, me quedo con los seis títulos logrados por el primer equipo (una copa Uleb, una Fiba Eurocup, una copa del Rey y tres ligas catalanas), pero, sobre todo, con los éxitos de nuestra cantera, que durante este periodo ha producido 30 jugadores que han debutado en la máxima categoría del baloncesto español”.

Desde Mate al Aro le deseamos mucha suerte tanto a él en su nueva etapa como aficionado como a su querido club, un histórico de ACB que ojalá podamos ver otra vez en los puestos delanteros de la tabla.

Oriol Hermosilla – @hermo_96

Mate Al Aro