Artículos

El baloncesto golpeado por el «coronavirus»

La pandemia del coronavirus ha afectado de lleno al mundo del baloncesto y la gente se pregunta que pasará a partir de ahora.

No se ha librado, y el mundo del baloncesto también se ha visto golpeado por la pandemia que ha generado el COV-19, más conocido como coronavirus. Si primero se suspendieron las competiciones a nivel nacional, poco a poco, las europeas y la norteamericana se han unido a una suspensión que deja muchas dudas en un tramo decisivo de la competición.

La locura que supondría jugar partidos a puerta cerrada ha dejado paso a la decisión más sensata de esperar a ver como avanza todo para poder seguir disfrutando de un deporte que sin afición pierde mucha de su esencia, si bien tiene su cierto encanto escuchar el crujir de las zapatillas o los comentarios de los jugadores.

Pero un pabellón lleno, con las aficiones tan apasionadas que por ejemplo hay en muchos equipos de Euroliga, es una de las cosas que más apetece de esta competición e incluso los propios jugadores, aunque jueguen en cancha contraria, disfrutan y hacen que este deporte nos guste tanto ver por televisión o en el propio pabellón.

Ahora empezarán a salir casos de jugadores afectados por el virus ya que no están exentos, como el presunto positivo de Trey Thompkins en el Real Madrid que ha supuesto que también el equipo de fútbol esté en cuarentena. También se ha conocido el caso de Gobert de Utah Jazz que ha sido el desencadenante de la suspensión de la temporada, al menos de forma temporal, en la NBA.

La gran pregunta es: y ahora qué? Quedan muchos partidos por jugar y lo que es más importante, los títulos más importantes de la temporada están por decidirse. Si se suspende la competición de forma definitiva habrá muchos seguidores que se quedarán con ganas de más, con abonos comprados que quedarán con partidos pendientes, o patrocinios que perderán mucho dinero difícil de recuperar.

Leer  Arvydas Sabonis, el Zar Lituano que cambió el baloncesto Vallisoletano

Lo cierto es que lo primero es la salud, y hasta que no se controle esta pandemia decretada ya por la OMS, centrarse en el deporte no tiene tanta importancia, y habrá que rellenar el hueco que deja el baloncesto, por recordar lo que hasta ahora se ha disputado, y esperar que haya la posibilidad de acabar la temporada 2019-2020 de la mejor manera posible y olvidar este episodio que esperemos quede en anécdota.

Juan Antonio Rodríguez Ordóñez