Artículos NBA

Los jugadores que más han mejorado esta temporada en la NBA

Entre los tres candidatos finalistas a «Jugador más mejorado» de la temporada están Siakam, Fox y Russell, pero hay otros jugadores que han mejorado sus estadísticas y han progresado en su juego, igual o más que ellos.

Y es que el premio «Most improved player» siempre ha tenido debate, ¿se premia al jugador que más ha mejorado de una temporada a otra o al jugador que más ha ido progresando durante tres o cuatro temporadas? A veces no está claro el concepto. Quizá en otra ocasión escriba sobre cómo se ha considerado este premio a lo largo de los años, pero en este artículo analizaremos a varios jugadores de esta temporada teniendo en cuenta lo que han mejorado respecto a la temporada anterior. Para ello, en las estadísticas que se muestran a continuación aparece como Dif + la diferencia a favor de cada apartado respecto a la temporada pasada.

Pascal Siakam (1994, 206 cm) – Toronto Raptors – 3ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (44), rebotes (19), asistencias (7) y robos (4). El camerunés es el claro favorito a recibir el premio. Ha mejorado en casi todo, ha anotado más del doble de puntos que la temporada anterior y ha sorprendido lanzando más y mejor los triples. Es uno de los mejores del equipo y está en la Final tras unos buenos playoffs.

Cedi Osman (1995, 203 cm) – Cleveland Cavaliers – 2ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (29), rebotes (10), asistencias (8), robos (4) y tapones (2). La mejoría del macedonio no ha sido decisiva para el devenir del equipo, ni son estadísticas tan buenas como para tenerle en cuenta y tampoco tendría opciones al premio por estar en un equipo que ha quedado tan abajo.

John Collins (1997, 208 cm) – Atlanta Hawks – 2ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (35) y rebotes (25). Es un jugador a tener en cuenta en los próximos años, es rápido y con mucha movilidad para su posición. Ha realizado buenos números pero en uno de los peores equipos.

Malik Beasly (1996, 196 cm) – Denver Nuggets – 3ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (35), rebotes (9), asistencias (5), robos (5) y tapones (2). Después de dos temporadas con escasos minutos de juego, las lesiones iniciales del equipo le llevaron a poder demostrar que puede aportar mucho más, mejorando en todas las estadísticas con buenos porcentajes. Se ha ganado un puesto en el equipo.

De’Aaron Fox (1997, 190 cm) – Sacramento Kings – 2ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (31), rebotes (10), asistencias (15) y robos (6). El número 5 del draft de 2017 ha comenzado en su segunda temporada a mostrar un juego más completo y anotador, ha mejorado sus malos porcentajes y su equipo ha realizado una temporada mejor de lo que se esperaba. Presente y futuro.

Leer  HARDAWAY, A LA SOMBRA DE JORDAN

Zach LaVine (1995, 196 cm) – Chicago Bulls – 5ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (47) y rebotes (12). Este es un caso que en principio no debería contar para el premio, ya que su tercera temporada fue mejor en puntos que la cuarta, por lo que no sigue progresión propiamente dicha y ha jugado pocos partidos debido a las lesiones. La cuestión es que de la temporada pasada a esta ha mejorado en todas las estadísticas y porcentajes, además de que las cinco estadísticas han sido las mejores de sus cinco temporadas. Además Oladipo ganó el premio el año pasado con una situación similar. De ahí la duda en llamarlo progresión o mejorado.

Montrezl Harrell (1994, 203 cm) – Los Ángeles Clippers – 4ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (32) y robos (5). Este es el claro jugador de progresión constante poco a poco. En esta temporada se ha convertido en uno de los mejores «sexto hombre» y junto a su compañero Lou Williams han revolucionado partidos. Es una fuerza de la naturaleza tanto hacia el aro como para defenderlo. Importante en la buena temporada del equipo.

Buddy Hield (1992, 193 cm) – Sacramento Kings – 3ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (37) y rebotes (11). Otro ejemplo de trayectoria ascendente, asumiendo cada temporada un rol más anotador y liderando a un equipo joven.

D’Angelo Russell (1996, 196 cm) – Brooklyn Nets – 4ª temporada

Ha conseguido su tope en puntos (44) y asistencias (14). Parecía no despegar este número dos del draft de 2015 pero ha llegado su madurez y ha ejercido de líder de unos Nets a los que ha llevado a playoffs. Se podría decir que ha mejorado más su mentalidad como jugador que sus estadísticas.

Hay tres jugadores que han mejorado mucho, o más bien han sorprendido, pero no he contado con ellos por su escasa participación la temporada pasada en la que eran novatos. Derrick White, de los Spurs, que jugó 17 partidos, esta temporada ha sido segundo en asistencias y robos del equipo. Thomas Bryant, de los Wizards, que disputó 15 y ha terminado esta temporada con el mejor porcentaje en tiros de 2 de la liga, anotando 9 puntos más por partido. Monte Morris, de los Nuggets, tan solo participó en 3 partidos pero en su segunda temporada ha jugado los 82 con una media de 24 minutos y 10,4 puntos.

Estadísticas y curiosidades del baloncesto