Artículos NBA

NBA Playoffs 1994: La sorprendente resistencia de Denver Nuggets

Abril de 1994, Denver Nuggets marcha con un balance de 36 victorias y 36 derrotas, a falta de diez partidos para finalizar la temporada regular. Ocupaban el octavo puesto de la conferencia Oeste, seguido por los Lakers (33-39). Denver venció seis de los diez partidos restantes, incluyendo dos a los Lakers, mientras que los California perdieron los diez encuentros. Con esos resultados, los Nuggets, quedaron octavos de la conferencia con 42 victorias y 40 derrotas, y, por consiguiente, obtuvieron el derecho de disputar los playoffs. Los representantes del estado de Colorado llevaban tres temporadas sin clasificarse para playoffs y cinco sin pasar de 1º ronda.

El equipo era dirigido por el entrenador Dan Issel, otrora jugador de la franquicia, en la que era su segunda temporada como entrenador. Era un equipo joven, sin casi experiencia; Reggie Williams, el mayor de todos, había cumplido 30 años el mes anterior. La base del equipo la formaban ocho jugadores: el escolta de 2º año, Bryant Stith (12,5 pts 1,4 rob), era el que más minutos disputaba junto al mítico pívot congoleño, Dikembe Mutombo (12 pts 11,8 reb 4,1 tap) que en su 3º año ya demostraba ser uno de los mejores jugadores defensivos. De alapívot, otro jugador de 2º año, LaPhonso Ellis (15,4 pts 8,6 reb) y ya los “veteranos” Abdul-Rauf (18 pts 4,5 ast) de 4º año y el mencionado alero, Reggie Williams (13 pts 1,4 rob), en su 7º año. Desde el banquillo los que más aportaban eran dos jugadores de 3º año, Robert Pack (9,6 pts 5,4 ast) y Brian Williams (8 pts 5,6 reb) y el novato Rodney Rogers (8,1 pts).

Como octavos, se enfrentaban a los primeros del Oeste, que en este caso, también habían sido los mejores de toda la competición, Seattle SuperSonics. Nada menos que 63 victorias y solo 19 derrotas, el mejor registro de la franquicia hasta ese momento (solo superado una vez, dos años más tarde). Los artífices de tantos triunfos: Kemp, Payton, Schrempf, Gill, Perkins, Cage, McMillan, Askew y Pierce, principalmente. Se enfrentaba el equipo que más robos de balón conseguía, SuperSonics (12,8) y el que más tapones ponía, Nuggets (8,4). A priori, prácticamente, los Nuggets no contaban con ninguna opción de ganar.

El primer envite fue fácil para los anfitriones, 106-82, y el segundo, aunque más igualado, tampoco supuso muchos problemas para el equipo de Seattle, 97-87. Todo seguía el guión indicado, quizá esperar, como mucho, un triunfo de Nuggets, y acabar 3-1.

Los Nuggets comenzaron arrollando en su feudo, endosando en el primer cuarto 41-26, una ventaja que le valdría el resto del partido (110-93). La diferencia en los rebotes fue clave (43-25) y la baja anotación de Kemp (10) y Payton (7). R. Williams hizo un gran partido con 31 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias, 2 robos y 2 tapones, y Mutombo comenzaba con su show defensivo, 19 puntos, 13 rebotes, 3 asistencias y 6 tapones. Una derrota fuera de casa que puede pasarle al mejor equipo, hasta en 1º ronda.

En el siguiente partido, el McNichols Sports Arena era un jugador más, volcados con su equipo, animaban fervientemente esperanzados. En los instantes finales, Pack, empataba el partido con un triple, y en la defensa consiguió robarle el balón a Payton pero se precipitó en el lanzamiento. Quedaban escasos segundos para el saque desde su campo de los SuperSonics, que bajo la presión de Nuggets, Sam Perkins se botaba en el pie y R. Williams recogía el balón llegando a lanzar antes de el sonido de la bocina, pero tras botar treces en el aro, el balón no entró. En el tiempo extra, los locales no dieron opciones, parcial de 12-3 (94-85) y la serie empatada. Ellis fue el mejor, sumando 27 puntos, 17 rebotes, 1 asistencia y 2 robos, mientras que Mutombo seguía a lo suyo, 10 puntos, 16 rebotes, 3 asistencias y 8 tapones.

En el quinto partido en Seattle, el mejor equipo de la temporada se jugaba todo su orgullo ante su público. Una difícil canasta de Ellis, ponía a Nuggets dos puntos arriba a falta de 15 segundos. Con una buena defensa de Nuggets, que no dejaba espacios para el intento de lanzamiento, Payton se fue hacia el lateral y lanzó, con la oposición de hasta tres jugadores, quedándose corto, pero su compañero Gill recogió el balón en el aire y conseguía el empate, quedando medio segundo. Los SuperSonics respiraban. Con medio segundo, Mutombo llegó a encestar a media vuelta pero fuera de tiempo. En los cinco minutos de prórroga, siguió el juego parejo; los locales vencían 94-93 cuando Ellis conseguía un 2+1 (94-96). En las dos siguientes jugadas en ataque de los de Seattle, se encontraron, una vez más, con Mutombo, que taponó los intentos de Schrempf y Kemp. Pack recibía falta y acertaba los tiros libres y los Nuggets, con su buena defensa, no dejaron anotar a los SuperSonics (94-98), terminando el partido con el famoso rebote de Mutombo, que se tumbaba en el suelo con el balón entre sus manos, seguramente sin creerse del todo su pase a la siguiente ronda. Esta vez, los mejores fueron Pack (23 puntos), Mutombo (8 puntos, 15 rebotes, 8 tapones) y B. Williams (17 puntos, 19 rebotes). Diferencia abismal en los rebotes, otra vez, 58-36.

Leer  Los Warriors fuerzan el sexto pese a la lesión de KD

El equipo de Denver promedió 9,6 tapones en la serie (Mutombo, registró el récord histórico de tapones en una serie de cinco partidos, con 31) y dejaron en 10,9 puntos menos el promedio de SuperSonics en la temporada regular. Era la primera vez que el octavo eliminaba al primero. Era una gesta histórica, además remontando un 2-0, y venciendo el 4º y el 5º en la prórroga.

Eufóricos, se iban a enfrentar a los Utah Jazz, de Stockton y Malone, que habían eliminado 3-1 a los Spurs. Los dos partidos en Utah fueron solventados por 100-91 y 104-94, pero una vez en Denver, volvía a ser el momento de Nuggets. Lucharon hasta la prórroga, en la que acabaron cayendo por 109-111 y la eliminatoria se ponía, casi imposible con el 3-0.

El siguiente encuentro en Denver, estuvo igualado nuevamente, consiguiendo la primera victoria por solo un punto, 83-82. El equipo puso 14 tapones y los más destacados fueron: Mutombo (7 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 6 tapones) y R. Williams (21 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias, 3 tapones).

En la vuelta a Saint Lake City, los hombres dirigidos por Issel no querían conformarse con haber llegado hasta ahí y tuvieron contra las cuerdas a los Jazz, que con el partido empatado, tuvieron el tiro ganador en las manos de Stockton pero no acertó (87-87). Los primeros minutos del tiempo extra parecieron decantar el partido a favor de los anfitriones, tras un 5-0 y la expulsión de Ellis. El coraje de los Nuggets no decayó y aprovechando la expulsión de Malone, lograban empatar impulsados por su buena defensa (94-94). La batalla iba a contar con una segunda prórroga, en la que los de Denver con la inercia defensiva y con varios contraataques tomaron una ventaja decisiva, llevándose el triunfo por 101-109, con la mirada puesta en el regreso a casa para poder empatar la serie. El equipo se superó en tapones, colocando 16 (Mutombo 7), y aprovecharon bien la cantidad de tiros libres de los que dispusieron (40/48). Stith y Abdul-Rauf anotaron 22 puntos, Brian Williams aportó 19 puntos, 11 rebotes y 4 tapones, mientras que Pack sumó en todas las facetas, 19 puntos, 4 rebotes, 7 asistencias, 6 robos y 1 tapón.

Los aficionados en el McNichols Sports Arena estaban entusiasmados con la remontada de su equipo en 1º ronda y la que estaban realizando en semifinales. Los Jazz vencían 90-91 a 30 segundos del final, cuando Mutombo acudió a la línea de personal. Anotó los dos y en las siguientes jugadas, los Jazz no acertaron llevando a los tiros libres a los de Colorado. Solo consiguieron 1 y Hornacek tuvo el triple para empatar, pero falló. Serie empatada, y una nueva remontada, ahora un 3-0. El pívot Mutombo ejerció de líder, 23 puntos, 12 rebotes, 2 asistencias, 3 robos y 5 tapones. 

Después de 11 partidos, cinco prórrogas y varios viajes, llegaban al séptimo partido de las semifinales del Oeste. En cancha rival, y quizá, con más cansancio acumulado, los Nuggets perdían 81-62 con poco más de 5 minutos por disputarse. Un último empuje les hizo realizar un parcial de 13-2 en apenas 3 minutos (83-75), pero de ahí pudieron pasar, saliendo derrotados 91-81. Mutombo, registró el récord histórico de tapones en una serie de siete partidos, con 38.

Daniel Galea Monreal

Estadísticas y curiosidades del baloncesto.
Autor del libro Baloncesto de película