Artículos NBA

Westbrook y Harden, reunidos de nuevo

Russell Westbrook es traspasado a los Houston Rockets en una nueva intentona para asaltar el título de la Conferencia Oeste, Mientras, Oklahoma pulsa el botón de reinicio.

La historia de amor de Russell Westbrook con los Oklahoma City Thunder ha llegado a su fin. Podría decirse que esto no se ha producido por iniciativa de una de las partes, sino como réplica del terremoto que significó el fichaje de Kawhi Leonard por Los Angeles Clippers. Dicha firma motivó, posteriormente, el traspaso de Paul George en dirección a los propios Clippers y desembocó en un reinicio total de los Thunder, que perdieron a uno de sus jugadores franquicia.

Esa vuelta a empezar terminó llevándose por delante al que había sido santo y seña de la franquicia durante mucho tiempo. Por primera vez en su carrera, Russell Westbrook vestirá otro uniforme distinto al de OKC. Fue lo mejor para ambas partes, ya que el base llega a un contexto en el que podrá luchar por el liderato del Oeste junto a un antiguo compañero de equipo y amigo, James Harden. Por su parte, los Thunder reciben varias rondas de draft, junto a Chris Paul, que les ayudarán en su proceso de reconstrucción.

Muchos aficionados se preguntan si ambos son compatibles, o de si serán capaces de coexistir dos jugadores que fueron primero y segundo la temporada pasada en cuanto a tener el balón en sus manos. Hay que decir que Russell y James ya han jugado juntos tanto en Oklahoma como en la Selección Estadounidense, hecho que debería facilitar su convivencia en pista. Los Houston Rockets han sustituido a un CP3 con 34 años, que además tenía problemas personales con Harden, por un base, todavía en la treintena, con capacidad para entrar en el mejor quinteto de la liga.

Leer  ¿Son justos los mejores quintetos NBA de la década?

El tiempo dirá, pero, a priori, parece un movimiento muy acertado para ambas partes. Los Rockets competirán por todo la temporada que viene, mientras que Oklahoma añadirá más rondas a su colección. Lo que parece seguro es que Chris Paul no llegará a vestir su nueva camiseta, siendo Miami Heat un destino más que probable para el veterano base.

La NBA no cesa de sorprendernos y a buen seguro volveremos a presenciar cosas alucinantes la temporada que viene. Todo ello se lo contaremos en Mate al Aro.

@alenmartin95

Alen Martín Ortega