Baloncesto Femenino Entrevistas

Entrevista a Irene Mata

A Irene se la puede definir, a sus 18 años, como una persona trabajadora, sacrificada y responsable. Como a cualquiera a su edad, le gusta la música, leer, viajar, cantar y cualquier actividad relacionada con deporte. Algo destacable que podemos mencionar sobre ella es que tan sólo le queda un año para acabar su carrera musical de piano, tras 9 años en el conservatorio.

En esta entrevista os damos a conocer a Irene Mata, ella puede ser el ejemplo de la ilusión y trabajo de cualquier joven deportista que se quiera dedicar al baloncesto profesional, con todo el sacrificio que esto supone y las cosas de la juventud que se van dejando por el camino. Actualmente la jugadora, natural de la ciudad de Palencia, se encuentra en EE.UU., y su sueño es obvio, convertirse en jugador profesional y cualidades tiene para ello.

A Irene se la puede definir, a sus 18 años, como una persona trabajadora, sacrificada y responsable. Como a cualquiera a su edad, le gusta la música, leer, viajar, cantar y cualquier actividad relacionada con deporte. Algo destacable que podemos mencionar sobre ella es que tan sólo le queda un año para acabar su carrera musical de piano, tras 9 años en el conservatorio.

¿Piensas que estar en el mundo del deporte de competición de hace madurar antes como persona?

Yo creo que el deporte de competición si te hace madurar antes como persona, hay que sacrificar muchas cosas. Todo esto requiere mucho esfuerzo y hay que compaginar muchas cosas a la vez, por lo que una buena organización es muy importante.

¿Cómo empezó tu relación con el mundo de la canasta?

Mi afición por el baloncesto no empezó por nada en especial, ya que no tenía nadie de mi entorno que hubiese jugado a este deporte. Recuerdo que estábamos en la finca familiar con mi padre y mi primo, que tenía una canasta de las que se cuelga en la pared, y empezamos a jugar sin más, aunque mis primeras canastas eran a “cuchara”(risas).

Me gustó tanto que dije a mis padres que me apuntasen a entrenar y como yo estudiaba en “Filipenses”, me apunté a la cantera del Club y ya comenzaron los entrenos.

¿Cuándo y cómo es el momento que decides tú y tu entorno apostar por tu carrera deportiva?

Lo tenia claro desde los 13 años y estaba en Filipenses jugando, pero hay que seguir con los estudios. El baloncesto te puede dar muchos años muy buenos, pero llega un momento en el que se acaba y no dura toda la vida, en cambio los estudios sí; y por eso son tan importantes para mí. En EE.UU. voy a estudiar la carrera de Business y también haré la carrera de derecho por la UNED.

Irse a EE.UU. no es una decisión fácil ¿Cómo ha surgido esta posibilidad?

Esta posibilidad surgió cuando tenia 16 años y era cadete de segundo año. Estaba con la selección de Castilla y León en Huelva. En este tipo de concentraciones siempre hay ojeadores,  me vieron jugar allí, me escribieron comentándome si me interesaría estudiar una carrera universitaria y jugar a la vez en EE.UU. y me atrajo mucho la idea. Me tuve que examinar del SAT (es lo equivalente a la selectividad de aquí) para poder acceder a ir allí.

Leer  Entrevista Gregorio Jesús Adón Encarnación


¿Cómo te defines como jugadora y qué aspectos crees que debes explotar más?

Creo que soy una jugadoras rápida, con buenos gestos técnicos. Soy consciente que tengo alguna cosa que mejorar y otras que pulir, una de ellas es mejorar la dirección en el juego ya que para un base es muy importante.

Desde fuera, esta profesión es muy bucólica y el sacrificio es muy grande ¿Qué has tenido que ir dejando por el camino?

Es duro, muy duro….tienes que dejar atrás a muchos amigos y a la familia. Yo creo que con el tiempo va a merecer la pena y siempre tendrás una nueva experiencia que añadir, en este caso me voy a venir con el idioma aprendido, lugares nuevos, otras culturas,…..si se te da una oportunidad hay que aprovecharla y vivirla.

También con 13 años tuve que cambiar de equipo pasando de jugar en Filipenses (Palencia) e irme a UVA PONCE(Valladolid), me tocó dejar de lado a todos mis amigos y familiares. Recuerdo que mis amigos a esa edad salían ya “por ahí” y yo me tenía que quedar estudiando o entrenando, pero no me arrepiento de haberlo hecho.

¿Piensas que estás en el momento propicio para poder lograr el éxito, en parte por la situación idílica que hay con el deporte femenino?

El momento es propicio para ello, el baloncesto femenino es cada vez más exigente y mejor preparado físicamente, ya que es un aspecto que yo cuido mucho.

¿Cómo piensas que será esta etapa lejos de tu casa?

Evidentemente es una situación nueva, es otro mundo con otra manera de funcionar. Me atrae mucho el reto y allí voy a trabajar muy duro, aprenderé el idioma y seguiré con mis estudios.

El año pasado estuviste vinculada con el “Perfumerias Avenida” de la Liga Día, en el cual llegaste a debutar en la máxima categoría del baloncesto femenino ¿Qué resumen nos haces de este año?

Ha sido un año impresionante, poder entrenar y jugar con jugadoras que son mis ídolos. Silvia Domínguez siempre ha sido mi referente como “Base” y entrenar con ella es increíble, siempre me ha animado un montón y me apoyó mucho en mi debut en “Liga Día”, eso es algo que no se me olvidará nunca.

Desde “Mate al Aro” deseamos a Irene toda la suerte del mundo en su etapa de formación y que recuerde toda la gente que la apoya por conseguir su sueño.

Rubén Fernández