Competiciones Europeas Euroliga

El Real Madrid sucumbe ante un gran Baskonia

El conjunto vitoriano firmó un excelso partido que le permite ganar enteros en la batalla por el play-off

Gran noche la vivida ayer para los aficionados baskonistas en el Buesa Arena, escenario de una batalla entre dos históricos europeos que lucharon hasta el final en un partido muy disputado y que finalmente se decantó por el bando local.

Pablo Laso decidió dejar en Madrid a tres de sus hombres clave: Campazzo, Tavares y Felipe Reyes, pensando probablemente en el choque de este domingo contra el FC.Barcelona, y permitiendo así un descanso a sus principales espadas, quienes han cargado con el peso del equipo en los últimos meses y se antojan imprescindibles en esta última recta de temporada. Además se sumaba la baja de Gabriel Deck, a causa de un esguince que sufrió en el enfrentamiento ante el Olimpia Milán y a la que se añade la de Rudy Fernández, que no pudo acabar el encuentro, maltrecho también de su tobillo izquierdo.

Por otro lado, el Baskonia, como se encargó de recordarnos por twitter Shengelia, arrastraba las bajas de Patricio Garino, Matt Janning, Jayson Granger y del propio pívot georgiano, quien contestó a un polémico tweet de Derrick Williams, jugador de un Bayern inmerso en la lucha por el playoff, que restaba méritos a los de Perasovic por ganar ante un «mermado» Madrid.

No obstante, se vivió un partido intenso en el que ambos bandos buscaron el triunfo desde el inicio, y en el que se pudo comprobar el gran estado de forma del conjunto azulgrana, cuyo jefe en la base de mandos, el argentino Luca Vildoza, mostró por qué debe considerársele ya como uno de los mejores bases de la Euroliga. El genio argentino, maravilló al público con su actuación individual (20 puntos) y su labor como líder del equipo pese a su insultante juventud (23 primaveras).

Leer  El Barcelona naufraga en Turquía.

El partido comenzó a decidirse para los de Perasovic en un tercer cuarto de ensueño, en el que ampliaron su ventaja en 11 puntos, y mostraron su dominio en la pintura, gracias al trabajo de Vincent Poirier (19 puntos – 16 rebotes) y Voigtmann (13 puntos – 12 rebotes), que supieron aprovechar la baja del caboverdiano Tavares y que consiguieron destrozar a los madrileños en el apartado reboteador (47-32 rebotes para cada equipo respectivamente).

El Madrid por su parte, a sabiendas de su debilidad bajo el aro, se vió obligado a alinear a Kuzmic, jugador que hasta la fecha prácticamente no había contado para Laso, y que flaqueó en defensa ante las torres baskonistas pese a su buena labor ofensiva.

De esta manera se llegó al último cuarto en el que, pese a la tenacidad de Carroll para intentar obrar el milagro y la posible remontada, el Baskonia supo aguantar el marcador y resolver el partido por un 86-76 final. Por tanto, el conjunto vitoriano sumó una nueva victoria que le coloca sexto en la tabla de clasificación y le permite una pequeña dosis de oxígeno para afrontar el desenlace de la fase regular de la Euroliga.

Serafín Fernández Noguera