Eurocup

Nikos Galis, el último gran héroe griego

Nació en Estados Unidos y a los 22 años volvió a la tierra de sus padres para quedarse y triunfar, situando, a finales de los 80, al baloncesto griego en el mapa.El baloncesto europeo de los 80 era impresionante, época en la que un servidor descubrió este maravilloso deporte, cuando la URSS y Yugoslavia dominaban en el viejo continente y, de vez en cuando, emergía algún país para dar guerra, como Italia, España o Grecia.Posiblemente, Nikos Galis ha sido el mejor jugador griego de la historia, líder absoluto de la selección que se proclamó campeona de Europa en el Eurobasket de 1987, el momento de mayor gloria para él y el baloncesto heleno; fue muy grande lo que se vio en ese torneo que los griegos celebraron en casa, 103-101 en la final para Grecia ante la todopoderosa URSS, con 40 puntos anotados por Nikos Galis. Dos años después, Eurobasket 89, casi repiten la gesta en Zagreb, eliminando a la URSS de Sabonis en semifinales, 81-80, metiendo Galis 45 puntos, pero la anfitriona, Yugoslavia, no les dio opción en la final, 98-77.Su éxito en el baloncesto comenzó en la NCAA con la Universidad de Seton Hall, donde acabó convirtiéndose en una estrella y consiguiendo, en su último año universitario (1979), ser el tercer máximo anotador del campeonato, por detrás de Lawrence Butler y un tal Larry Bird, siendo elegido en la cuarta ronda del Draft, número 68, por los Boston Celtics, aunque una lesión le impidió jugar en la NBA, por lo que decidió regresar a la tierra de sus ancestros.En su carrera profesional promedió 32.8 puntos por partido a nivel de club, y 30.5 puntos con la selección helena. Su récord personal fue en un partido de liga griega en el año 1981, en el que metió 63 puntos. Su palmarés es impresionante, colectivamente logró ocho ligas y siete copas griegas, además de un campeonato y un subcampeonato de Europa por selecciones, a lo que hay que añadir otros tantos títulos individuales.Se retiró en 1994 en las filas del Panathinaikos, y en el año 2004 fue uno de los últimos relevistas de la antorcha olímpica de los Juegos de Atenas.Tiene el honor, desde el pasado año, de ser el sexto jugador que, sin haber jugado en la NBA, se encuentra en el “Hall of Fame” (Salón de la Fama de la NBA), junto al brasileño Oscar Schmidt, el bosnio Drazen Daligapic, el italiano Dino Meneghin, el croata Kresimir Cosic y el ruso Sergei Belov.Fernando Agras (@AgrasFer).

Mate Al Aro