Competiciones Europeas Euroliga

El Barcelona supera a un Fenerbahce en caída libre 89-63

Un Cory Higgins que lideró al equipo catalán en ataque con 22 puntos y un par de mates mágicos de Brandon Davies fueron lo mejor del partido.

El Barcelona recibía esta novena jornada de la Euroliga al Fenerbahce en el Palau. El conjunto azulgrana, que venía de pinchar en el Clásico de la semana pasada, se las veía con uno de los grandes equipos de la Euroliga que esta temporada lo está pasando bastante mal. Con un parcial de 2-6 y además las bajas de última hora de jugadores importantes como Nando De Colo y Westermann.

El partido, desde el pitido inicial dejó muestras de lo que sería la tónica habitual del encuentro. Un Fenerbahce muy pobre tanto en defensa (muy blando y con poca capacidad reboteadora )como en ataque (tiros forzados y muchos balones perdidos) y además con muy malos porcentajes de lanzamiento. El barça, sin embargo, sin una actuación especialmente brillante, consiguió ponerse por delante con mucha rapidez y a partir de ahí la ventaja se fue acrecentándose a medida que transcurrían los minutos.

El primer cuarto terminó con un 25-15 favorable a los culés, que ya en el segundo cuarto fueron capaces de no sólo mantener la diferencia sino que también aumentarla, dejando así el marcador 44-30 con el que ambos equipos se marcharon al vestuario.

Tras el descanso y con la inercia que habían dejado ambos equipos al final del anterior tiempos, el partido daba la sensación de que en cualquier momento el Barcelona podía dar el golpe final sobre la mesa que acabaría sentenciando el encuentro. Y así fue. El tercer cuarto fue demoledor para los turcos, que se quedaron anotando tan solo 10 puntos y que acumularon 5 balones perdidos y hasta 8 tiros de campo fallado, mientras que los locales fueron capaces de ensanchar la ventaja en 13 puntos más (67-40).

Leer  Darussafaka se hace con la octava plaza y será rival del R.Madrid (78-62)

Ya en el último cuarto, por parte de Fenerbahce salieron a jugar los menos habituales e incluso Sancakli, que no es habitual en la plantilla y es nacido en el 2001, al igual que Biberovic, disputó unos cuantos minutos. y parece que le funcionó al técnico serbio ya que ganaron el cuarto cuarto con un 22-23.

Finalmente el partido terminó con un 89-63 que deja al Barça con un 7-2 de parcial y a un Fenerbahce muy tocado que no parece dar síntomas de recuperarse.

Oriol Locubiche Pérez