Euroliga

El Real Madrid comienza con buen pie ante un buen Fenerbahce

Gran partido para comenzar la competición entre dos candidatos al título, que se acabaron llevando los blancos 81-77. Muy bien Taylor en ataque y en defensa y también bien Campazzo y Randolph.

No pudo empezar mejor el equipo blanco esta nueva Euroliga que con una victoria ante un rival directo. Partido muy serio de ambos equipos, más propio de fechas más avanzadas que de primeros de octubre.
Empezaron mejor el partido los de Laso, más acertados en ataque y también defendiendo bien encabezados por un gran Taylor. Fenerbahce entró frío al partido y al final del primer cuarto ya había encajado 30 puntos para el 30-21.
Como era de esperar, los de Obradovic mejoraron, subieron líneas, apretaron en defensa y fueron limando la ventaja poco a poco. De Colo fue entrando poco a poco en el partido y al Madrid le costaba mucho más con Laprovittola en pista, hoy flojo (-8 de valoración). Al descanso, marcador ajustado 43-42 y todo por decidir.
En la vuelta de vestuarios el Madrid volvió a ser mejor. Logró despegarse hasta tener una renta de 10 puntos y a partir de entonces Obradovic opta por un small ball muy acusado (condicionado en gran parte por las bajas de Vesely y Lauvergne). Williams, que no se sentó en todo el partido, lograba hacer daño a Tavares con el tiro exterior y tampoco los blancos lograban encontrar al caboverdiano en ataque en la zona. Los de Laso llegaron a los últimos 10 minutos con 9 puntos de ventaja, pero Fenerbahce no se rindió. A pesar de ello, el Real Madrid hizo gala del oficio que le caracteriza en este tipo de finales apretados y supo mantener la ventaja. Randolph robó un gran balón a De Colo yendo 4 arriba y ahí prácticamente se decidió el partido.

Gabriel Berlin