ACB Copa del Rey

El anfitrión, Unicaja, a romper la maldición

El Unicaja llega como anfitrión a una copa muy prometedora y asequible, en los cruces ha sido capaz de evitar a Madrid y Barça hasta una hipotética final, aunque se tiene que enfrentar en cuartos a un gran equipo en muy buena dinámica como es el Casademont Zaragoza, algo que atestiguan los propios resultados del equipo maño. A pesar del ambiente enrarecido de los últimos en los días en Los Guindos el conjunto malacitano llega en buena disposición a una cita así de importante.

El Unicaja llega en una buena racha, ganando 7 de sus últimos 11 y siendo primeros de grupo en Eurocup, además de haber dejado buenas sensaciones desde el último cuarto del partido contra Andorra disputado en el Carpena en el cual, a partir de una gran pitada a la directiva y el abandono del conformismo del público, se realizó un juego tanto defensivo como ofensivo muy bueno, estas sensaciones fueron confirmadas en el partido ante el Baskonia y Tofas realizando 40 minutos muy buenos.

Su rival, el Casademont Zaragoza, llega de manera sensacional, tras haber vencido en su respectivo partido de competición europea con un canastón de Dylan Ennis sobre la bocina y haber conseguido empatar al Madrid en la clasificación de la liga ACB.

Claves del Unicaja: La principal clave es la concentración y la intensidad, especialmente en la parcela defensiva. Este equipo ha demostrado poder ganar y competir con cualquiera, solo en la primera vuelta ganó a Barça, Baskonia y Valencia en sus respectivos estadios, algo muy meritorio y es que este equipo esta hecho para las grandes noches algo que podemos notar en la diferencia de rendimiento entre Eurocup y ACB. Mantener el listón físico alto y ser capaz de ser regular defensivamente durante 40 minutos son las claves para que este Unicaja sea capaz de ganar su segunda Copa del Rey.

Leer  La Copa del Rey 2016/2017 ya está aquí

Jugadores a seguir: Todo el mundo piensa en Jaime Fernández
y su gran estado de forma, pero yo creo que la verdadera clave es el rendimiento que pueda dar el quinteto de nacionales que tantos éxitos está cosechando en los últimos partidos. Alberto Díaz, Jaime Fernandeza, Adam Waczinsky (que no es nacional, pero ya se considera un malagueño más), Carlos Suárez y Rubén Guerrero, especialmente este último que llega a la copa tras haber cosechado sendos partidazos contra Andorra, Baskonia y Tofas y que tendrá que fajarse contra pívots de un gran nivel, algo a lo que no esta tan acostumbrado.

Antecedentes: El Unicaja durante los últimos 10 años ha sido fracaso tras fracaso en copa, la mayoría de veces como cabeza de serie. Especialmente sangrante fue aquel partido contra, precisamente, el Cai Zaragoza, allá por 2014 en el cual Plaza decidió sentar a Kuzminskas a pesar de estar completamente infalible, recuerdo que perdura y que esperemos que no se repita en esta edición.