ACB Entrevistas LEB Oro/Plata

Entrevista con Saúl Blanco, remontando el vuelo

Sus recuerdos emocionales, las lesiones, su mejor compañero y rival y un futuro ¿ACB?

Nombre completo: Saúl Blanco González

Lugar y fecha de nacimiento: Oviedo, 16/05/1985

Posición/Estatura: Escolta/1,96 m

Equipo: Teslacard Círculo Gijón (LEB PLATA)

Queremos agradecer a Saúl y al club su colaboración y disponibilidad para la realización de la entrevista.

En tus comienzos ¿en qué jugadores te fijabas para jugar como ellos?

Cuando comencé a jugar al baloncesto, el jugador que más me gustaba era
Artūras Karnišovas, de aquel mítico FCB entrenado por Aíto García Reneses (que luego fue mi enternador) y con jugadores como Middleton, Xavi Fernández o Roger Esteller. Es curioso como evoluciona el baloncesto y uno mismo, porque en mis inicios no me fijaba en Michael Jordan, y eso que era la época del segundo threepeat de Chicago Bulls, y sí lo hago ahora mismo. Me sorprende la facilidad que tenía para hacer tiros de media distancia tras bote, jugando el 1×1, algo que creo que se está perdiendo en el baloncesto moderno, donde las finalizaciones son o dentro de la pintura o de 3 puntos.

Hace solo año y medio que estabas en ACB ¿qué ha propiciado este cambio de categorías?

Ha habido varios factores que han influido. Yo creo que el principal han sido las dos lesiones seguidas que tuve y que me dejaron sin jugar casi dos años. El fichaje por Betis parecía que iba a ser mi vuelta a la primera categoría del basket nacional pero no contaba con la confianza del entrenador; y después de tanto tiempo lesionado lo que te pide el cuerpo es jugar. Salió la oportunidad de ir al Prat e hice las maletas. En el Prat, a pesar de la gran temporada del club, individualmente no fue todo lo buena que me hubiese gustado, y creo que este factor hizo que el pasado verano estuviese en los pensamientos de pocos entrenadores. Quería jugar y divertirme, además de volver a sentirme importante y querido. Por eso, el fichaje por el Circulo Gijón de LEB Plata creo que fue la mejor elección. Volver a casa, con la familia, a un proyecto nuevo e ilusionante y una ciudad como Gijón que estaba deseando baloncesto profesional.

¿Has tenido varias lesiones, has superado todas bien?

A lo largo de mi carrera, por suerte o por desgracia, he tenido varias lesiones, unas más graves que otras. Todas me han servido para aprender y formarme. Unas para hacerme mejor persona y darme cuenta de lo que de verdad importa en esta vida y otras para hacerme mejor jugador. Este año me he encontrado bien físicamente y me cuido para ello, sin dejar de entrenar e ir al fisio y trabajando mucho antes y después de cada entrenamiento. Y sobretodo en verano porque cada año que pasa las competiciones son más exigentes físicamente y los años van pasando (risas).

Has disputado 283 partidos en ACB ¿cuáles son tus mejores recuerdos?

Tengo muchos y muy variados recuerdos de cada uno de los equipos en los que he estado. De Fuenlabrada me quedaría con las novedades, todo era nuevo para mí, y de cómo aprendía de grandes compañeros que tuve y que hoy en día todavía siguen triunfando en los despachos. De Málaga, el estar en un club grande, donde hay mucha presión y donde se compite para conseguir éxitos, y aprendiendo las cosas buenas y no tan buenas del deporte profesional. En Tenerife fue como una segunda juventud, volver a mi mejor nivel y esa forma de juego alegre y vistosa que hacíamos con Alejandro Martínez de entrenador. Y de Betis, sobre todo, el demostrarme a mí mismo que podía volver a jugar y sentirme jugador, después de una lesión tras la que no era 100% seguro que pudiera volver a jugar al baloncesto.

Leer  LA SOMBRA DE LA HUELGA VUELVE A SACUDIR AL BALONCESTO ESPAÑOLLA SOMBRA DE LA HUELGA VUELVE A SACUDIR AL BALONCESTO ESPAÑOL

¿Qué cambios has notado en la forma de jugar entre las tres categorías (ACB, LEB ORO y PLATA)?

Desde mi punto de vista la mayor diferencia, a parte del físico, es la lectura y conocimiento del juego. Normalmente en LEB Oro y LEB Plata los equipos que juegan más ordenados, con juego en equipo y leyendo tanto el ataque como la defensa rival son los que consiguen ganar más partidos, superando a los que tienen un juego más individualizado o esquemático.

¿Quién es el mejor jugador con el que has jugado de compañero y el mejor contra el que has jugado?

He tenido la suerte de haber jugado con grandes jugadores a lo largo de toda mi carrera, pero si tuviera que decir uno, seguramente, me quedaría con Brad Oleson. Ha sido el mejor jugador con el que he jugado y creo que el mejor contra el que he jugado. Esa temporada que coincidimos en Fuenlabrada nos defendimos en cada uno de los entrenamientos del equipo. Ha sido uno de los jugadores de los que he tenido enfrente de los que más he aprendido, y que le he visto pequeños detalles, que a día de hoy sigo usando. Para mí Brad es un jugador completo, en ataque puede anotar, jugar el P&R, tirar saliendo de bloqueos y lo más importante generar para sus compañeros. También en defensa y listo en el lado débil y muy intenso en el 1×1.

¿Con qué entrenador has aprendido más?

De todos los entrenadores que he tenido desde categorías inferiores he aprendido muchas cosas, con los que jugaba mucho y con los que no jugaba ni en los entrenamientos. Me ha pasado como con las lesiones, algunos me han hecho mejor jugador, otros mejor persona y otros ambas cosas. Pero es cierto que ha medida que pasan los años vas viendo lo bueno que tiene cada uno y el porqué de que hayan llegado ahí o sigan al pie del cañón a día de hoy. Por eso cuando veo basket, ya sea en la tv o en una pista, me gusta fijarme también en el entrenador porque la labor que hacen no es fácil.

Hace 10 años fuiste invitado a la concentración de la selección española. ¿Cómo te sentiste?

Para mí fue un premio a una buena temporada individual. Fue un lujo poder entrenar durante dos semanas al lado de los Gasol, Navarro, Garbajosa, Ricky y demás estrellas de la liga. Solo me quedó la espinita clavada de que Scariolo no me llevase convocado a alguno de los amistosos de la Gira Ñ para poder haber debutado con la selección.

Acabas de cumplir 34 años, ¿Tienes como objetivo volver a la ACB?

Si somos realistas, es un objetivo que queda bastante lejos ahora mismo. Por supuesto que me gustaría, porque a todo el deportista le gusta competir, y cuanto más arriba mejor pero es bastante complicado. Después de todos estos años aprendes a valorar ciertas cosas y buscas cosas diferentes a cuando tienes veintipocos años. ¿Volver a la ACB? Complicado, aunque hay más formas de volver que como jugador… (guiño)

Estadísticas y curiosidades del baloncesto