Especial Mundial 2019

Partidazo de España y victoria de mérito ante Serbia

España se llevó la victoria 81-69 ante Serbia con un gran partido de jugadores y cuerpo técnico. Destacó Claver con 14 puntos y 7 rebotes.

Cuando llegan los momentos decisivos, la selección española acostumbra a sacar lo mejor de sí. Ha ocurrido en varias ocasiones en el pasado y esta vez no fue diferente. Partido ante Serbia, el equipo que mejor baloncesto estaba haciendo en este Mundial de China y los nuestros sacan lo mejor de sí mismos. Despliegan el mejor juego hasta ahora, vencen a los balcánicos y avanzan hacia cuartos de final invictos, donde se encontrarán con Polonia, una de las revelaciones del torneo.

El partido empezó con una variación táctica de Scariolo, que introdujo a Oriola en el quinteto titular en detrimento de Claver. Djordjevic también introdujo novedades al empezar de inicio con Milutinov de titular tras tener pocos minutos ante Puerto Rico.
Pierre empezó muy participativo con 6 puntos consecutivos, pero también 2 faltas, lo que obligó a Scariolo a repensar la estrategia e introducir la segunda novedad del partido: Willy por Oriola y España jugando con dos pívots puros a la vez, algo que el propio Scariolo dijo que no iba a ocurrir.

Serbia empezó mejor (6-12 minuto 6) de la mano de un gran Bogdanovic y España tuvo que pedir tiempo muerto para ajustar la defensa. Entró Claver para la defensa de Bjelica y a España seguía costándole en ataque. Después de los primeros 10′, 13-20 para los serbios.
El segundo cuarto España cambió la cara. Acertó en los T3 y le hizo un parcial de 15-2, que más tarde se iría hasta 20-5. Scariolo acertó con diferentes zonas, que complicaron el ataque balcánico y no acertaron a atacar: probó en diferentes fases del partido una caja+1 a Bogdanovic, una zona 2-1-2 y una 3-2, más la habitual defensa al hombre que dan cuenta del gran trabajo táctico y de preparación del partido por parte del cuerpo técnico español. Al descanso, 45-37 para los nuestros.

Al poco de la reanudación, Jokic acabó expulsado tras protestar airadamente a los árbitros una decisión. En la primera mitad había cometido una antideportiva y le pitaron técnica, así que se tuvo que ir hacia los vestuarios cuando aún quedaban 16’44» para terminar el partido y con su equipo falto de referentes. El parcial español seguía creciendo (43-19 desde el 2Q) y se llegaba al 59-40 a falta de 5′ para finalizar el 3Q. Ahí Serbia aumentó la intensidad defensiva de la mano de Raduljica y con Bogdanovic inspiradísimo en ataque para bajar la diferencia a -11, 67-56.
En el 4Q Serbia siguió empujando para bajar la diferencia y lo logró gracias a un parcial de 16-4 a su favor. Djordjevic mantuvo a Raduljica en pista (que a diferencia de con sus clubes, con su selección siempre rinde a gran nivel) y cambió a Micic por Jovic, que no tuvo su día y logró acercarse hasta el 72-63, pero España supo sacar faltas para hacer canastas fáciles y Claver estuvo inconmensurable en el rebote ofensivo para dar a su selección segundas oportunidades. Al final 81-69 para España, victoria inesperada por el rival y de mucho mérito.

Ambos equipos avanzan hacia cuartos de final. España se verá las caras con Polonia el martes y consigue evitar a USA hasta una supuesta final, mientras que Serbia se medirá a Argentina en un partido apasionante.



Gabriel Berlin