Especial Mundial 2019

Serbia consuma la decepción norteamericana

Un gran Bogdan Bogdanovic comandó a la Selección serbia hacia un meritorio triunfo, por 94-89, frente a una Selección estadounidense que, con su derrota de hoy, ha firmado la peor actuación de su historia en una Copa Mundial.

Antes de que comenzara la Copa del Mundo de China 2019, prácticamente todo analista habría colocado a las Selecciones de Serbia y Estados Unidos en una hipotética final. Sin embargo, doce días de competición después, la realidad ha colocado a cada uno en su sitio y, efectivamente, vivimos un Serbia-Estados Unidos pero luchando por los puestos del quinto al octavo.

Ambos combinados son plenamente conscientes de que son las principales decepciones del torneo y que solo iban a competir por el orgullo de vencer al rival. Ante este escenario, fueron los serbios los que comenzaron mejor el choque con un Bogdanovic estelar, siendo capaz de anotar 3 triples en los primeros instantes. Los serbios estaban más motivados y mostraron el rodillo que habían pasado durante la Primera Fase. Así, terminaron el primer cuarto con un 8/9 en triples y un 32-7 en el marcador.

Con el inicio del segundo parcial, los americanos mostraron algo de amor propio, y se metieron de lleno en el partido con un parcial de 4-17. Pese a que Serbia trató de responder aprovechando el poderío interior de Jokic y Milutinov, la inercia positiva de USA, personificada en Middleton y Turner, hizo que el electrónico se ajustase antes del paso por vestuarios: 44-40.

Tras el periodo de descanso, los de Djordjevic volvieron a despertar de la mano del principal protagonista del encuentro, Bogdanovic. El exterior acreditaba nada más y nada menos que 20 puntos ya en el tercer cuarto. Cuando parecía que Serbia se iba en el marcador -61-53-, aparecieron Kemba Walker y Donovan Mitchell para endosar un parcial de 0-6, que volvería a igualar la contienda. Después, se sucedió un intercambio de canastas que dejaba todo por decidir, con un 71-68.

Leer  La competitividad de Argentina supera la calidad de Serbia

Con diez minutos por jugar, los serbios pegaron otro estirón con un gran Vladimir Lucic, pero los americanos no renunciaron a luchar el duelo gracias a la irrupción de Harrison Barnes. De este modo, se llegó a los instantes finales con pequeñas ventajas balcánicas, momento en el que Jokic tomó las riendas para terminar de cerrar la victoria de Serbia.

No obstante, no será este el último duelo de ambas selecciones en el torneo, y es que, deberán enfrentarse a Polonia o a República Checa, en busca de los puestos quinto y séptimo.

Sígueme en twitter en @alenmartin95 o a nuestra cuenta oficial, @matealaro para estar al tanto de toda la información relativa al Mundial de China 2019.

Alen Martín Ortega