LEB Oro/Plata

Victoria balsámica

La contundente victoria de Palencia Basket frente al colista Marín Peixe Galego por 90 a 58 apacigua las aguas un tanto revueltas tras las 3 derrotas consecutivas de los de Carles Marco, que mantienen un balance positivo de 10 victorias y 6 derrotas mientras que hunde en la clasificación a una escuadra gallega que se queda con un doloroso balance de 2 victorias y 14 derrotas.

Bajaban revueltas las aguas del Carrión en las últimas semanas tras la mini crisis que había hecho a la escuadra chocolatera sufrir tres derrotas consecutivas, la útima especialmente dolorosa ante Levitec Huesca por la imagen mostrada.

La noche, sin embargo, aparecía propicia para que los morados se redimiesen ante su público con la visita de un Marín Peixe Galego que transita por esta exigente LEB Oro con mucho valor pero claros problemas de nivel en su roster. Los gallegos, que sin embargo y con eso están compitiendo todos y cada uno de sus encuentros en esta liga, comparecieron 5 minutos escasos sobre el parqué palentino, el tiempo que tardó la segunda unidad de los castellanos en convertir el 2-11 inicial de los visitantes, logrado a base de buenas defensas y unas nefastas selecciones de tiro locales, en un 15-11 cimentado en el juego eléctrico e imprevisible de Vecvagars (cuánto se le ha echado de menos) y sobre todo de un acertadísimo Paul Jorgensen, que empieza a justificar día a día su fichaje con grandes actuaciones saliendo desde el banquillo. 16-13 al final del primer cuarto.

El letón Kaspars Vecvagars, uno de los estandartes ofensivos de Palencia en la noche de ayer.

El plan de los palentinos parecía claro: Dejar el encuentro resuelto por la vía rápida. Y a ello se pusieron los muchachos de morado con todo el empeño. Un segundo cuarto en el que nuevamente la segunda unidad (Vecvagars, Jorgensen, Grimau, Pradilla y Dos Anjos) llevaron el peso de los minutos y estiraron la ventaja de los locales con buenas defensas y un altísimo acierto de cara al aro, lo que dejó el parcial en un sonrojante 27-8 favorable a los de casa, y una ventaja total de +22 que dejaba el choque visto para sentencia.

Leer  Entrevista a Gonzalo García de Vitoria

El tercer cuarto fue una delicia para el público que una vez más, y como es habitual a orillas del Carrión, llenó casi completamente el Municipal, y con el encuentro convertido en una suerte de correcalles y con los ataques imponiéndose a las defensas, el parcial se cerró en un 20-21 favorable a los Galegos, pero que dejaba la ventaja para los palentinos en unos aparentemente insalvables 21 puntos.

Travis Bader lanza ante la oposición de Filip Toncinic.

En el último periodo, y con la gasolina de los chicos de Javi Llorente en la reserva acabó por romperse el encuentro, y el 27-16 final de este periodo demuestra que Palencia necesitaba una victoria contundente para alejar los fantasmas de la pequeña crisis de juego y resultados que arrastraba, y que había dejado determinados jugadores marcados que hoy han reivindicado el papel que les corresponde en este roster.

Canoe el viernes 10, y sobre todo Melilla serán las pruebas que deberá afrontar el equipo antes de medirse al todopoderoso B the Travel Brand Mallorca que visitará el Municipal el próximo 24 de enero.

Los morados agradecen el apoyo al público que llenó las gradas del Municipal Palentino.


Rubén Fernández