LEB Oro/Plata

VICTORIA CORAL

51 puntos. Esa barbaridad es la cantidad de puntos que anoche logró desde más allá del 6’75 un Chocolates Trapa Palencia letal desde la larga distancia. Un brutal 70% de acierto en el triple que supuso un escollo insalvable para un muy buen Ourense Baloncesto que resistió el temporal durante 30 minutos pero terminó hincando la rodilla ante un Palencia superior en términos generales.

Ante un Pabellón Municipal con una muy buena entrada para ser un partido de pretemporada (unas 3000 personas), la puesta de largo de los pupilos de Carles Marco ante su público no defraudó. Las buenas sensaciones mostradas a lo largo de los diferentes encuentros preparatorios se vieron reforzadas anoche con una autentica exhibición ofensiva del equipo chocolatero, que día a día va mostrando una mayor variedad de sistemas y una mayor puntería si cabe de cara al aro.

Enfrente un Ourense llamado a estar en la parte alta de la tabla, con un poderosísimo juego interior, el talón de aquiles de los palentinos, y que sostenidos durante los primeros dos cuartos en canastas fáciles cerca del aro, se fueron al banquillo tan solo 3 abajo (44-41), con un imperial Balaban que acabaría el encuentro con 18 puntos (9/12 t2) y 4 rebotes para una valoración de 19.

Tras el descanso, los palentinos subieron un punto en defensa cerrando las líneas de pase hasta la zona y obligando a Ourense a jugar por fuera, en un duelo de snipers que con toda seguridad caería del lado morado. Tan sólo Edu Martínez sostuvo al equipo en el tercer periodo, mientras que por el lado palentino, Bader, Jorgensen y Jasaitis percutían sin descanso la red ourensana desde la larga distancia.

Leer  Entrevista a Guillermo Arenas

El último periodo sirvió para certificar la victoria local en un triunfo coral de todo el equipo, que además de la sobradamente conocida amenaza exterior, nos deja varias novedades interesantes:

  • Antúnez: A priori llamado a ser el tercer base de la plantilla, ayer dispuso de muchos minutos por la baja de Niang por lesión, dejando una actuación muy sólida defensivamente hablando. Un poco precipitado en ocasiones, es una verdadera lapa en defensa y parece un base mucho más aprovechable de lo que parecía a priori.
  • Kaçinas: El lituano llegó como un fichaje desconocido, sin renombre y aparentemente para ser un jugador de fondo de armario y de corte defensivo. A lo largo de esta pretemporada sin embargo, está mostrandose como un jugador defensivamente impecable, capaz de «secar» a cualquier rival, bajando el culo y defendiando a un base o cerrando el rebote con la corpulencia que tiene. Ayer además, tuvo un gran acierto de cara al aro y una muy importante presencia en la zona para intimidar a los pivots rivales. Un partido redondo.
  • Jasaitis: Ya cuando Palencia anunció su fichaje quedó claro que Simas Jasaitis es un jugador capaz de desequilibrar una plantilla y llevarla a otro nivel por la enorme calidad que posee. Ayer dio un auténtico clínic ofensivo volviendo locos a sus defensores y marcándose un auténtico partidazo (17 puntos, 5/7 t3, 6 rebotes, 22 val) que le convirtieron en el MVP del encuentro. Si mantiene este nivel durante la temporada, puede convertir a Palencia en candidato a cualquier cosa.

Rubén Fernández