NBA Vintage

Bob Dandridge, el mejor tercer hombre de la NBA

Un jugador muy importante que ayudó a las estrellas de su época a ganar campeonatos. Es el jugador que más puntos  anotó en las Finales de la NBA en la década de 1970.

Este jugador llegó a la competición el mismo año (1969) que Lew Alcindor, y fue seleccionado también por los Bucks, en su caso en el puesto 45 y, desde luego, acabaría siendo uno de los mayores aciertos de un draft. Había terminado su último curso universitario en Norfolk State con 32,3 pts y 17 reb.

A los dos meses del inicio de la competición, el 30 de diciembre de 1969, según el Milwaukee Journal, consiguió 10 robos en el partido ante Baltimore, pero es un registro no oficial ya que por entonces no se contabilizaba esa estadística, el 7 de enero conseguía 31 puntos y 17 rebotes en un triunfo sobre Cincinnati y el 22 de febrero acabaría con 24 puntos, 6 rebotes y 12 asistencias, tras los 84 puntos que anotaron los Bucks en la segunda parte ante Phoenix (144-124).

Estuvo entre los cinco mejores novatos de la temporada (13,2 puntos, 7,7 rebotes, 3,6 asistencias) junto a su compañero y `Novato del año´, Lew Alcindor. Desde luego que la nueva franquicia, en su segundo año, había acertado totalmente con sus dos novatos. Pasaron de 27 victorias a 56 en esta temporada.

La temporada siguiente los Bucks se hicieron con los servicios de, nada menos, Oscar Robertson, y Dandridge como tercera figura del equipo fue pieza clave en las 66 victorias y la consecución del anillo en esa temporada. En los playoffs no tuvieron resistencia y vencieron 4-0 en las Finales a los Bullets. En la temporada regular, Bob, promedió 18,4 pts (50,9% t2), 8 reb, 3,5 ast, 36,2 min, y en postemporada fue el segundo del equipo en minutos (38,2), puntos (19,2) y rebotes (9,6). Era un anotador fiable, era rápido y aportaba en todas las facetas del juego. La franquicia ganaba un campeonato en su tercera temporada, Dandridge y Alcindor (Abdul-Jabbar tras este campeonato) en su segunda temporada y Robertson (32 años) lo conseguía nada más llegar al equipo.

«Bob hizo muy difícil para nuestros oponentes protegernos debido a su rapidez», dijo Abdul-Jabbar. «Él podía golpear el tiro de salto de rango medio abierto y era un muy buen jugador defensivo».

«Realmente no creo que Bobby supiera lo buen jugador de baloncesto que era«, dijo Robertson.

 

El galgo, como era apodado Dandridge, fue elegido por primera vez para el All-Star en su cuarta temporada (1972-1973), en la que también lograría su tope de rebotes en un partido (18).

En el siguiente curso, a falta de un partido para terminar la temporada regular, estuvo a punto de conseguir su primer triple-doble: 36 minutos, 26 puntos, 9 rebotes, 10 asistencias y 1 robo, en una victoria sobre Trail Blazers. Tras dos temporadas sin alcanzar la Final, ese año volvían a lograrlo, pero cayeron ante los Celtics (4-3).

Robertson se retiró del baloncesto y Abdul-Jabbar se perdió 17 partidos, y los Bucks se quedaron sin playoffs, después de cinco temporadas seguidas. Para colmo Kareem fue traspasado a Lakers y Dandridge alcanzó su máximo nivel individual tras la marcha de su compañero, quedando él como referente anotador del equipo durante dos temporadas. El 23 de enero de 1976 anotaba 40 puntos (6/7 T1, 17/22 T2) en 35 minutos a los Kings, que sería su tope personal. Sus promedios fueron de 21,5 puntos (1976) y 20,8 puntos (1977), eso sí, el equipo no se clasificó para postemporada.

Hubie Brown, entrenador asistente en Milwaukee comentaría: «En ese momento en la liga, tenías que tener un alero pequeño sobresaliente… no solo anotar, sino defender. Y Dandridge era un defensor sobresaliente y un anotador a lo grande». «Si digo que un chico es un ‘excelente jugador profesional’, ese es el mayor cumplido que puedo decir sobre un jugador». «Ese es Bobby Dandridge porque estaba completo. Deportiva, ofensiva y defensivamente. En los momentos de presión podía cumplir en ambos extremos de la cancha y luego era un excelente compañero de equipo».

En 1977, tras ocho temporadas en Milwaukee, los Washington Bullets se interesaron en él para terminar de formar un equipo que solo aspiraba al título (contaban en sus filas con Hayes y Unseld). Su adaptación fue inmediata, pasó a ser el segundo que más minutos disputaba (37) y más puntos anotaba (19,3) y el primero en robos (1,3), pero la temporada regular no fue tan bien como se esperaba (44-38). En playoffs subieron el rendimiento y fueron eliminando a Hawks, Spurs y 76ers, llegando a la Final frente a los SuperSonics, y desde semifinales con el factor cancha en contra. Dandridge hizo muy buenos playoffs, como era costumbre, y en el segundo encuentro de las Finales anotó 34 puntos; los Bullets en siete partidos se hicieron con el campeonato con Dandridge como el jugador del equipo con más minutos aportados en las Finales (40,6), en los que aportó 20,4 pts, 7 reb, 4,1 ast, 1 rob y 1 tap.

Leer  Los Celtics cierran la serie y ya esperan a los Bucks

Desde luego acertaron con su fichaje, llegó y ayudó como el que más a que Hayes, Unseld y compañía lograran su primer y tan buscado anillo. «Habíamos estado tratando de atraparlo durante varios años», dijo Bernie Bickerstaff, entrenador asistente de los Bullets de 1973 a 1985. «[Él] fue el tipo que solidificó y reunió todo».

En la siguiente temporada (1978-1979) fueron el equipo con más victorias (54) y ´Bobby D´ fue seleccionado para el 1º quinteto defensivo y para el 2º mejor quinteto, y fue su cuarta y última aparición en el All-Star. Sus números: 20,4 pts, 5,7 reb, 4,7 ast, 0,9 rob, 0,7 tap, 33,7 minutos.

Los Bullets eliminaron 4-3 a los Hawks, con 25,7 puntos de nuestro protagonista e hicieron lo propio con los Spurs, anotando Dandridge 37 puntos en el séptimo partido.

Alcanzaron de nuevo la Final y el rival iba a ser el mismo. Vencieron el primer envite, pero Seattle logró ganarles cuatro seguidos para llevarse ellos, esta vez, el campeonato. Dandridge fue el mejor de su equipo.

Dandridge es el jugador que más puntos  anotó en las Finales de la NBA en la década de 1970. Anotó 450 puntos en cuatro Finales (1971, 1974, 1978, 1979).

En el octavo partido de la nueva temporada terminó con su primer y único triple-doble, 19 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias en un triunfo frente a los Knicks. Seguía al mismo nivel de siempre, hasta que las lesiones comenzaron a llegar. Solo disputó 45 partidos y no pudo estar con su equipo en playoffs, que cayeron 2-0 contra los 76ers.

No se recuperaría, y tan solo aparecería en 23 partidos en la campaña 1980-1981. El alero regresaría en 1981 para vestir la camiseta de los Bucks en 11 partidos y retirarse a los 34 años. Actualmente es el jugador con más minutos en la historia de Milwaukee Bucks.

«Jugué en equipos con superestrellas», «y se suponía que era solo un complemento del paquete. Pero siempre me las arreglé para convertirme en una parte importante del paquete».

«El Salón de la Fama debería estar avergonzado por no haber incluido a Bobby Dandridge hace mucho, mucho tiempo», dice Hayes. «Es uno de los mejores y más grandes jugadores desde la posición de alero que jamás haya jugado a este juego».

Después de retirarse como jugador trabajó como entrenador asistente en la Universidad de Hampton de 1987 a 1992.

 

Daniel Galea Monreal

Estadísticas y curiosidades del baloncesto.
Autor del libro Baloncesto de película