NBA

Curry sentencia a Houston en una ronda que olía a séptimo partido.

Una serie que cada vez más se encaraba hacia el conjunto tejano pero que al final el favorito al anillo ha conseguido evitar la muerte súbita del séptimo partido con un baloncesto con destellos que recordaban a aquellos Warriors del 2014.

Era la denominada final anticipada, primer partido, victoria de Golden State (100-104) el cual desgraciadamente se manchó de polémica arbitral. Kevin Durant lideró al equipo local con 35 puntos una marca que estaba notablemente distanciada del resto de los componentes del “ quinteto de la muerte” los cuales el que más puntos aportó fue Stephen Curry con 18 puntos. Pero el héroe en la sombra de este super equipo volvió a ser Draymond Green con casi un triple doble ( 14 PTS, 9 AST, 9 REB). Por otro lado Houston fue liderado por “la barba” que nos dejó 35 puntos y 6 asistencias y también hay que dar reconocimiento a Eric Gordon que ha estado brillante en toda la ronda y que se estrenó con 27 puntos.

El segundo partido en el Oracle sería más de lo mismo, 109 – 115 los Warriors ponían el 2-0 en el marcador y imponían el respeto de lo que son, el claro candidato a ganar el anillo. Durant lo volvió a hacer contribuyó en el partido con 29 puntos, pero la función anotadora se concentró en el quinteto de la muerte el cual anotó 101        de los 115 de todo el quipo, una cifra escandalosa y que demuestra lo importantes y efectivos que son. Por parte de los Rockets volvieron a competir el partido, James Harden anotó 29 puntos y Chris Paul aportó 18 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias. Destacar que en este partido tanto James Harden como Stephen Curry jugaron menos de lo previsto por culpa de un golpe en el ojo en el caso del primero y por un dedo dislocado en el caso del base titular de los Warriors.
Tercer partido, la serie viaja a Houston donde ya todo cambiaría. 121 – 126 victoria del conjunto local, un partido en el cual ninguno de los dos equipos conseguía irse en el marcador pero que después de una prórroga Houston se llevó su primera victoria en la ronda. James Harden les dió la bienvenida a los Warriors con una de sus barbaridades, pues el escolta acabó el partido con unas marcas espeluznantes ( 41 PTS 6 AST 9 REB) y también le acompañó Eric gordon que anotó 30 puntos con un 50 % en el triple (7/14). Los warriors supieron aguantar el ritmo de anotación que imponían los locales pero en los instantes finales del partido una serie de fallos condenaron al equipo a la derrota. Esto no quita que Durant no siga a lo suyo, anotó 46 puntos y Draymond Green consiguió un triple doble ( 19 PTS 11 REB 10 AST) es su mejor estado de forma en toda la temporada.

El cuarto partido confirmó las ganas que tenía Houston de pasar la ronda 108 – 112 una victoria que puso el 2-2 en la ronda y que habría la esperanza a que los de Mike D’Antoni pudieran pasar de ronda. En los Rockets todo seguía igual, harden acabó con sus 38 puntos y 10 rebotes tirando del carro cuando el equipo perdía comba y los visitantes se iban en el marcador. Pero Golden State sigue teniendo el mismo problema, no puede hacerlo todo el quinteto de la muerte, necesita que los integrantes del banquillo les ayuden en este trabajo. Aun así Durant y Curry aportaron 34 y 30 puntos respectivamente, pero esto no fue suficiente para conseguir la victoria.

Leer  Ambiente enrarecido en los Bulls

La serie viaja al Oracle Arena donde los Warriors conseguirían el 3-2 con un partido que quedó 99 – 104. Esta vez quienes lideraron al equipo local fueron Curry ( 25 PTS 5 AST)  y Thompson ( 27 PTS), se podría decir que salvaron a los de Oakland porque Kevin Durant que era el que estaba aportando más al equipo se había lesionado en el tercer cuarto cuando ya llevaba 22 puntos. De todas maneras supieron aguantar el golpe moral y sumado a la falta de puntería que estaba teniendo Houston (como los 11 puntos de Chris Paul con un 3/14 en tiros de campo) se llevaron el partido. De todo esto hay que salvar a Harden que fue el que llevó a su equipo a pelear el partido con 31 puntos y 8 asistencias.

Sexto partido, la serie viaja al Toyota Center con Durant lesionado y un equipo el cual el banquillo no ayudaba en los partidos, todo esto eran factores que hacían pensar que Houston ganaría el partido y se llegaría al decisivo séptimo con todo a favor para los tejanos, pero más allá de la realidad hemos visto una victoria al estilo “Splash Brothers”. 118 – 113 todo parecía ir en contra hasta que Golden State volvió a mover el balón como en el 2014, juego en equipo, bloqueos indirectos a tiradores, intensidad y correr la pista… En fin, lo que con Durant no habían perdido pero lo utilizaban como un recurso secundario. Curry anotó 33 puntos todos después del descanso y 26 de ellos en el último cuarto. Klay por su parte acabó el partido con 27 puntos y un 7 de 13 en triples. Pero lo más épico de esto es que los Rockets no estaban dormidos, sino que sus dos estrellas estaban haciendo unos muy buenos números, 35 puntos en el caso de Harden y 27 puntos Chris Paul. El fallo del equipo tejano fue la aportación de los suplentes, pero lo que está claro y como ha dicho Mike D’Antoni “ esta derrota va a dejar huella”.


Temas relacionados
Joan Asensi Pastor