NBA

La NBA regresa en mayo

Empieza la desescalada y los jugadores podrán entrenar a partir del día 1

La NBA empieza a ver la luz al final del túnel y ha comenzado su particular desescalada con la vuelta a los entrenamientos a partir del próximo 1 de mayo. La idea del comisionado es ver como se retoma la actividad física para poder reanudar la competición y que la temporada 2019-20 no quede desierta. Según apunta el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN), las franquicias reabrirán sus instalaciones en mayo, aunque no sería para todas las franquicias. Este hecho depende del estado al que pertenezca cada equipo, ya que la reapertura va de la mano de la flexibilidad en las medidas de confinamiento que se hayan adoptado.

Los entrenamientos irán poco a poco y comenzaran de forma individual y teniendo la última palabra los jugadores, ya que, por el momento, será algo voluntario y donde quedan totalmente prohibidas los entrenamientos en grupo. Esto no significa que la competición se vaya a reanudar de forma inmediata, ya que el camino aún es largo, pero permitirá a los jugadores recuperar la forma física y estar en plenas condiciones físicas en el momento en el que regrese la competición.

El primer estado que gozará de estos “privilegios” es Georgia, dónde incluso la NBA facilitará a los jugadores la posibilidad de trasladarse allí para comenzar de nuevo sus entrenamientos. Los entrenamientos estarán únicamente destinados a gimnasios y sesiones de fitness y siempre de forma individual. Pese a esta gran noticia, algunos aún son reacios a volver como el jugador de los Boston Celtics, Jaylen Brown, natural de Georgia que afirma “Como nativo de Georgia, me siento incómodo porque tengo familia y amigos allí, que serán los primeros en volver a la sociedad, no quiero ver que Georgia sea el conejillo de indias de lo que la economía está tratando de hacer en el proceso de comenzar de nuevo la actividad”.

No todos están de acuerdo con un regreso tan pronto y quieren hacerlo cuando sea totalmente seguro, tanto para jugadores, como el resto de la sociedad. Brown termina diciendo que «nuestras comunidades, familias, vecindarios están siendo afectados y hay que dar soluciones que sean positivas y válidas para todos». Como dice el dicho, nunca llueve a gusto de todos.

Temas relacionados
Javier Arquero