NBA

Milwaukee impone su ley ante Boston y alcanza las finales del Este

La derrota en el primer partido hizo reaccionar a los de Budenholzer, y barrieron a unos Celtics sin ideas en los siguientes cuatro encuentros

Pase incontestable de Milwaukee a unas finales de Conferencia Este en las que no estaban presentes, nada más y nada menos, que desde el año 2001.

Empezaron golpeando los Celtics en el Fiserv Forum (90-112) con una victoria cimentada en Kyrie Irving (26 PTS 7 REB 11 AST) desde la ofensiva, y la defensa magnífica de Al Horford sobre la bestia Anteto (7/21 en TC), al que puso hasta tres tapones, dos espectaculares en una misma jugada que frenarían definitivamente las opciones de unos Bucks en los que solo estuvieron algo potables Middleton y Mirotic.

Pero la cosa cambió, y mucho, y precisamente con el montenegrino con pasaporte español como protagonista. Ante los problemas físicos de Sterling Brown, Budenholzer optó desde este partido por dar entrada en el quinteto a Mirotic y este respondió con 9 PTS 9 REB 2 y 3 ROB en 25 minutos; los Bucks acribillaron a los Celtics desde el perímetro (20/47), con un Khris Middleton especialmente desatado (7/10 en T3), y un Giannis al que solo podían frenar en la pintura a base de faltas.

La serie se marchaba a Boston con los Celtics habiendo arrebatado el factor cancha a sus rivales, pero incompresiblemente, desde este instante quedaron desdibujados. La falta de intensidad y de acierto en el tiro se apoderó de los de Brad Stevens, Antetokounmpo volvió a ser imparable, y brillaron George Hill y Pat Connaughton desde la segunda unidad que dejaban la eliminatoria casi vista para sentencia con los dos triunfos de los Bucks en el TD Garden: 116-123 y 101-113.

En el último encuentro se apreció más todavía la falta de intensidad y de ideas, además de una falta de puntería alarmante en unos Celtics que al descanso parecían haber tirado la toalla, para acabar cediendo 116-91. Giannis rozó el triple doble (20 PTS 8 REB 8 AST).

Leer  ¿Por qué mira la NBA hacia México?

Alarmante situación la que se va a vivir en Boston tras la imagen mostrada en estos cuatro partidos, en concreto con las miradas puestas en jugadores a los que se les pedía un plus que no han dado como son Kyrie Irving y Gordon Hayward.

Equipazo el que tiene Budenholzer, y con un fenómeno de la naturaleza, como es el griego Giannis, deseoso de heredar la corona que dejó Lebron. Los Bucks son, con todo merecimiento, finalistas de la Conferencia Este 18 años después.

Jesús Soldado