NBA

¿Qué nos dejó el NBA All-Star Weekend?

Repasamos lo mejor del fin de semana de las estrellas de la NBA.

Se llevó a cabo el Fin de Semana de las Estrellas de la NBA número 69 en la historia y vale la pena repasar qué fue lo más relevante que sucedió en Chicago. Veamos.

Competitividad

Lo que presenciamos en el último cuarto del Juego de las Estrellas de la NBA en el United Center fue algo casi único e histórico, pues por primera vez en un partido de este tipo pudimos observar que los equipos jugaban defensa, cometían faltas y atacaban sin tentarse el corazón para poder ganar. Quién hubiese imaginado a Kyle Lowry plantarse frente a LeBron James para conseguir una falta a la ofensiva o a Giannis Antetokounmpo perseguir al propio James para bloquearle una entrada a canasta y desde luego los desafíos ejercidos por los coaches de ambas quintetas para mandar a revisión las jugadas, ya ni decir de los reclamos airados hacia los árbitros por parte de los jugadores.

Al final el juego estuvo tan cerrado que se definió con un tiro libre que encajó Anthony Davis para que el Equipo de LeBron James ganara 157-155 al equipo de Giannis Antetokounmpo. Si en el juego de estrellas del 2018 vimos presión en la última jugada del partido con ese tiro de DeMar DeRozan, esta ocasión se llegó a un nuevo nivel de competencia en la duela.

Creatividad

La vimos en su máximo esplendor con los ya tradicionales juegos de personalidades, concurso de habilidades y desde luego en el concurso de mates, donde una vez más Aron Gordon realizó un mate brincando nada más y nada menos que los 2.26 m de altura de Tacko Fall, el jugador más alto de la NBA en la actualidad.

Leer  PRIMERA JORNADA DE PLAYOFFS EN LA NBA

Sin duda el nuevo formato del juego estelar que vimos en la duela del United Center de Chicago con sus tres primeros cuartos en formato normal y con el último sin tiempo límite es también una prueba de las diferentes maneras en que se puede llevar a cabo un partido de baloncesto profesional, una idea que otras ligas como la NFL han realizado como experimento para la implementación futura en las reglas y desarrollo del juego.

Diversión

Solo hay que ver la sonrisa de Luka Doncic durante el desarrollo del Rising Stars para ver cómo él y los demás jugadores se estaban divirtiendo sobre la duela jugando al baloncesto, cual niños en el colegio o en el barrio con los amigos.  La pasión y seriedad con la que los equipos de LeBron y Giannis encararon el último cuarto de su partido es muestra también del goce que estaban viviendo y de no querer perder un juego supuestamente amistoso, pero sobre todo la afición que se dio cita en la casa de los Chicago Bulls, que no paró de alentar con porras a las quintetas y que seguro estoy se divirtió en una noche donde todos pudieron disfrutar de esa esencia que otorga el deporte ráfaga, pasando por el homenaje a Kobe Bryant hasta la entrega del MVP de la noche. Si te reíste, lloraste, te emocionaste o simplemente disfrutaste de lo que veías en pantalla, seguramente querrás que se repita la próxima vez, esperemos que así lo sea.

Isael Castillo