NBA

Toronto pone el 3-1 en la ronda y pone a los Warriors en apuros.

Era un partido importante para los canadienses, salir del Oracle con dos victorias era poner la final muy encarrilada y los de Nick Nurse lo sabían, victoria 92-105 merecida ante un Curry muy solo y unos Warriors que están muy perjudicados por el estado de salud de sus jugadores.

El partido empezó con un primer cuarto con unos Warriors que lideraban el marcador con una defensa muy fuerte, aguantando el buen movimiento de balón que estaba haciendo toronto. En el segundo Cuarto Toronto empezó su pequeña remontada pero los dos equipos mostraban una cara muy fallona hasta el descanso, Toronto en la primera parte del partido tenía un 2/17 en triples.

En el tercer cuarto todo empezó a cambiar, Kawai consiguió enchufar a los suyos con dos triples seguidos nada más salir del descanso y a partir de ahí el partido se le fué de las manos a los Warriors, la maquinaria canadiense empezó a funcionar liderada por Kawai y acompañada por Pascal Siakam y un acertado Ibaka que estuvo haciendo un muy buen partido desde el principio. Por el lado perdedor, la baja de Durant y un klay tocado se nota en el equipo de San Francisco, Curry se vió igual de solo que en el tercer partido aunque esta  vez le estaba ayudando como podía su compañero Klay, a Cousins se le volvió a notar bajo de forma y a Iguodala no se le encontraba por ningún lado. Destacar el golpe que se llevó Fred VanVleet en mitad del último cuarto con el que se dejó hasta un diente en la pista y le obligó a abandonar el partido. El jugador del partido obviamente fué Kawai Leonard el cual acabó el partido con unos 36 puntos, 12 rebotes y 2 asistencias, los dos máximos anotadores que hicieron de escuderos de este fueron, como se ha nombrado antes, Siakam con 19 puntos y 5 rebotes y Ibaka con 20 puntos, 4 rebotes y 2 tapones. Por el lado de los locales Curry acabó con 26 puntos y 6 asistencias y Klay Thompson con 28 puntos, no se le podía pedir más ya que estaba lesionado. También destacar Draymond Green que volvió a ser el pegamento de este equipo estando al borde del triple doble con unos 10 puntos, 9 asistencias y 12 rebotes.

Leer  North Carolina consigue su sexta Final Four

En conclusión, los Warriors si quieren llevarse el anillo va a ser de la manera más épica posible al estilo Cleveland Cavaliers en 2016, de lo contrario, Toronto será por primera vez en su história ganador de la NBA.

Temas relacionados
Joan Asensi Pastor