Sin categoría

El día que Nick Anderson vio, salió y venció

Vio a su compañero O´neal romper una canasta y luego salió para acabar como el no titular que más puntos ha anotado en un partido que ganó.

23 de abril de 1993, Brendan Byrne Arena (New Jersey) – Quedan tres minutos del primer cuarto del partido que enfrenta al anfitrión, los Nets, con Orlando Magic; el pívot de los Maigc, Shaquille O’Neal, realiza un mate, con su particular potencia, que literalmente baja la canasta al suelo.

Después de unos 30 minutos se consigue reanudar el partido y terminar el primer periodo. Comienza el segundo cuarto con el marcador 31-27 a favor de los Nets, y entraba en cancha, por parte de Orlando Magic, el escolta de 25 años, Nick Anderson.

Era su cuarta temporada en la NBA, desde que fuera seleccionado por Orlando en el puesto 11 del draft de 1989. Había participado en 77 partidos en esa temporada, siendo titular en 75; solo había sido suplente en dos ocasiones en ese mes de abril y esta era la tercera vez que se quedaba en el banquillo. Sus promedios eran de 19,4 puntos en 36.9 minutos, pero justo venía de quedarse a 0 puntos en 12 minutos en el partido anterior.

Retomando el momento del encuentro, Anderson, que era duda por un tirón en los isquiotibiales, salió y comenzó a mostrar un repertorio extenso de canastas y lanzamientos lejanos, a la par que sacaba faltas de sus oponentes, que aprovechaba sin fallo desde el tiro libre. Anotó 20 puntos de los 30 de su equipo en el cuarto. En la segunda parte siguió on fire, con canastas acrobáticas, lanzamientos desde distintas posiciones y contraataques. Los compañeros se dieron cuenta y le dejaron libertad. «Incluso me sorprendió«, dijo Anderson. “Estaba en una zona. Todos iban a entrar y todos me estaban dando la pelota«. El partido estuvo igualado hasta el final, en el que el propio Anderson consiguió una canasta decisiva, con la que alcanzaba los 50 puntos. En resumen, consiguió 30 puntos en la segunda parte, 50 de los 92 de su equipo en tres cuartos y vencieron 116-119.

Leer  Guía Conferencia Este, LEB PLATA

Sus estadísticas fueron de 50 puntos en solo 33 minutos, con un perfecto 12/12 en tiros libres, 13/18 en lanzamientos de dos puntos y 4/7 en triples. Se convertía en el jugador no titular que más puntos anotaba en un partido. Ha sido así durante 16 años, hasta que Jamal Crawford anotó 51 puntos saliendo de suplente el 9-4-2019, pero perdió el partido.

 

 

Daniel Galea Monreal

Estadísticas y curiosidades del baloncesto.
Autor del libro Baloncesto de película