Artículos NBA Vintage

Kris Humphries, entre el deporte y la fama

Un excelente nadador en su niñez y jugador de la NBA durante 13 temporadas, pero atrapado por otra clase de fama

Kris Humphries (1985), fue el mejor niño de 10 años de la nación, en seis eventos de natación; 50 metros estilo libre, 100 metros estilo libre, 50 metros mariposa, 50 metros espalda, 50 metros braza y 200 metros medley individual.  En varias de estas competiciones ganó al mismísimo Michael  Phelps (el mejor nadador de la historia y el deportista olímpico más condecorado) que tenía la misma edad que Humphries y también participó. Hubo más niños competidores, que serían medallistas olímpicos años después, como Ryan Lochte (1984), 12 veces medallista olímpico, y Milorad Cavic (1984). Mantuvo el récord nacional de Estados Unidos para el estilo libre de 50 metros de niños menores de 10 años durante 18 años. A los 12 años dejó de nadar para comenzar con el baloncesto. «Era tan bueno a una edad temprana que me quemé un poco», dijo Humphries. «También crecí en la era de Michael Jordan … para mí, vi [el baloncesto] y lo vi como un desafío. Es difícil concentrarse en algo cuando tienes mucho éxito a una edad temprana, así que elegí el baloncesto un poco más tarde y rodé con eso».

Asistió al Hopkins High School, donde lideró al equipo del instituto a un récord de 25-2 en 2002 y a su primer campeonato estatal de Minnesota en 49 años. Recibiendo diversos premios y elogios. Kris, solo estuvo un año en la universidad de Minnesota, ya que sus estadísticas de 21,7 puntos y 10,1 rebotes le hicieron ser elegido en el draft de 2004. Utah Jazz pensó en él para su elección (14).

Debutó con 19 años en la NBA, pero tuvo poca participación; tenía por delante a Boozer y Kirilenko, y era muy joven. Tas dos temporadas fue traspasado a Toronto, corriendo la misma suerte en minutos jugados, siendo reserva de dos europeos, Garbajosa y Bargnani. Ya habían pasado cinco años desde su llegada, 288 partidos de temporada regular y solo promediaba 11,6 minutos, en los que sumaba 4,2 puntos y 3,6 rebotes. En el verano de 2009 estuvo involucrado en un traspaso entre cuatro equipos que le hizo aterrizar en Dallas, pero pocos meses después, en enero, se fue a New Jersey, donde pareció encontrar acomodo.

En octubre de 2010 comenzó a salir con Kim Kardashian (famosa de reality show).

El entrenador Avery Johnson confió en él más que todos los anteriores y Humphries empezó a mostrar su mejor baloncest, usando su fuerte cuerpo para hacerse hueco con mates y taponando a rivales. El 23-3-2011, lograría su tope de rebotes ante los Cavaliers, en un buen partido: 18 puntos, 23 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 2 tapones en 38:36 minutos. Terminaría la temporada con promedios de 10 puntos, 10,4 rebotes, 1,1 asistencias, 0,4 robos, 1,1 tapones y 27,9 minutos.

Kardashian y él se comprometieron en mayo de 2011 y se casaron, poco después, el 20 de agosto de 2011. A principios de octubre se emitió un especial de televisión sobre los preparativos y la propia boda, un show que The Washington Post llamó «bombardeo mediático». El 31 de octubre, Kardashian solicitaba el divorcio, tras solo 72 días de matrimonio. El 1 de diciembre, Humphries presentó su respuesta a la petición de Kardashian, solicitando una anulación por fraude o un decreto de separación legal. Se difundieron rumores de que el matrimonio fue simplemente un truco publicitario para obtener ganancias para promocionar la marca de la familia Kardashian y sus posteriores programas de televisión.

Kris, ya no era el jugador de la NBA, era el ex marido famoso de Kim Kardashian. En algunos estadios le empezaron a abuchear durante los partidos.

“Bueno, hay muchos menos paparazzi aquí. Definitivamente han pasado muchas cosas. Fue una experiencia de aprendizaje. Nunca había pasado por nada así antes. Las cosas simplemente ocurren. Tan pronto como te centras y prestas atención a la vida, todo resulta más fácil. Aprendí a poner mi fe en Dios, en mi familia y en el baloncesto. Me siento como en casa otra vez”, respondió Humphries cuando le preguntaron qué había cambiado desde su último partido.

Siguió elevando sus números respecto a la temporada anterior, consiguiendo su tope anotador el 12-3-2012, con 31 puntos (9/12 t2, 11/15 t2), 18 rebotes, 1 asistencia, 2 robos y 3 tapones en 41:41 minutos. Esa temporada 2011-2012, fue la mejor de su carrera: 13,8 puntos, 11 rebotes, 1,5 asistencias, 0,8 robos y 1,2 tapones en 34,9 minutos.

Leer  Víctor Luengo.

La siguiente más o menos marchaba parecida, pero a los 28 partidos sustituyeron al entrenador y hasta ese momento, Kris llevaba 20 titularidades de 25 partidos disputados. Con la llegada de P.J. Carlesimo, en los 40 partidos que jugó, solo fue titular en uno y su aportación disminuyó.

En abril de 2013, después de una larga contienda legal, Humphries y Kardashian llegaron a un acuerdo de divorcio, finalizando el 3 de junio.

No sé si alguna vez os habéis fijado que tiene un parecido él y Blake Griffin, tienen un estilo de cara similar, y resulta que nos algo que solo veía yo. «Vine al gimnasio y pensé, «Blake, alguien pensó que era tú», dijo Humphries a ESPN.com. «Y él dice: ‘Sí, sí, me pasa lo mismo todo el tiempo’. Es divertido porque a veces alguien se me acerca y dice: ‘Blake, bla, bla, bla’. Y yo digo, «No soy él». Y piensan que estoy siendo un d … por eso. Me siento mal. Me pregunto: «Espero que esta persona no piense que en realidad era Blake y estoy tratando de no hablar con él». Pero no creo que nos parezcamos en absoluto. Quiero decir, tenemos aproximadamente el mismo tamaño, la misma figura». Ambos tienen una estatura de 206cm y un cuerpo musculado. Kris es cuatro años mayor que Blake.

Disputó una temporada con los Celtics y otra con los Wizards. Al empezar la segunda con Wizards, solo llevaba en toda su carrera, 2 triples de 26 intentos. Pues sorprendió a propios y extraños, anotando 8 de 20 triples en los primeros siete partidos y en el octavo, el 14-11-2015, alcanzó 23 puntos con 5 de 8 en triples.

Una nueva faceta que no le duró mucho, ya que esa misma temporada se mudó a Phoenix y a Atlanta. Disputó una temporada más con los Hawks y en los playoffs (22-4-2017), con 32 años, disputó su último partido en la NBA.

En marzo de 2019 escribió una carta anunciado su retirada y sincerándose sobre su vida. Aquí unos fragmentos de Nunca quise ser ese chico:A ver, yo debería haber sabido en qué me estaba metiendo. No era consciente de lo mucho que iba a cambiar mi vida, desde luego. Pero lo que me molesta de verdad es escuchar a la gente decir que fue todo una farsa. Hay muchos aspectos de ese mundo que no son completamente ciertos, pero en lo que respecta a nuestra relación, era cien por cien real.

Cuando empezó a resultar evidente que las cosas no estaban funcionando… ¿qué puedo decir? Fue lo peor. Nunca resulta sencillo afrontar el bochorno que implica pasar por algo así, frente a tu familia y a tus amigos… Pero cuando además debes hacerlo enfrente de todo el mundo, de manera tan pública, resulta brutal.

No sabía cómo manejarlo, porque nunca pensé que iba a ser famoso de esa manera. Recuerdo haber tenido este momento cuando me estaban abucheando tanto en Filadelfia, y pensé para mí mismo: ¿Por qué exactamente me están abucheando? ¿Es solo porque soy ese chico de la televisión? ¿Creen que estaba tratando de ser famoso? ¿Es porque piensan que le falté el respeto al juego de baloncesto?

Hubo un año en que atravesé un mal momento. No quería ni salir de casa. Sentía… no sé… que el mundo me odiaba, sin conocerme siquiera.

Hubo muchas veces cuando estaba en una estación de servicio simplemente comprando agua o algo así, y el cajero me echaba un vistazo y podía sentir que se acercaba. «Hey, ¿eres… ese tipo?»Y yo decía: «¡Ja! No, solo me parezco a él».O diría: “No, soy Blake Griffin. La gente nos confunde».

No quería ser Kris Humphries. Es el sentimiento más loco del mundo, no querer ser tú mismo. Y ni siquiera quería decir nada para defenderme, porque sentía que no podía ganar.

Honestamente, el juego fue lo único que me ayudó a superarlo. El juego y mi familia.

https://www.theplayerstribune.com/en-us/articles/kris-humphries-i-never-wanted-to-be-that-guy

Estadísticas y curiosidades del baloncesto