NBA Vintage

Pervis Ellison, un número 1 del draft frenado por las lesiones

Ellison, campeón universitario con futuro prometedor en la NBA, pasó de ser apodado "Nunca nervioso Pervis" a "Pervis fuera de servicio"

Los 206 centímetros de juventud de Pervis Ellison llegaron en 1985 a la universidad de Lousville. «El entrenador me dijo que tenía la oportunidad de entrar y jugar», dijo. «Por eso decidí venir a Louisville». «Era perfecto para nosotros», dijo Wagner (jugador de 5ª año) a VICE Sports. «Tenía 2,06 m, era largo, atlético, un bloqueador de tiros, realmente habilidoso en la canasta. No jugaba como un estudiante de primer año. Jugó como un senior allí afuera. Mejoró a medida que avanzaba la temporada». El equipo universitario de Lousville fue ganando partidos hasta llegar a la final con un balance de 31 victorias y 7 derrotas. El rival era Duke (37-2), el favorito. El encuentro marchaba igualado y a falta de 40 segundos Ellison cogió el rebote tras un tiro corto de un compañero y anotó canasta; situando el marcador a favor 68-65. En la siguiente jugada atrapó el rebote defensivo y recibió falta, acertando los dos tiros libres. Lousville venció 72-69 con Ellison como gran protagonista (25 puntos, 11 rebotes, 1 asistencia, 1 robo y 2 tapones en 35 minutos). Sus promedios en la temporada fueron de 13,1 pts 8,2 reb 2 ast 1,3 rob y 2,3 tap en 30,6 minutos.

Recibió el premio al jugador más destacado de la Final Four, siendo su primer año de estudiante. Premio que no recibía un jugador de primer año desde 1944 (Arnie Ferrin de Utah). «Estoy feliz de haberlo conseguido», dijo Ellison sobre el premio, «pero ¿qué es el MVP cuando obtuviste el campeonato nacional? ».

Ellison se hizo conocido como «Nunca nervioso Pervis» por su comportamiento relajado, incluso en las situaciones de mayor presión. «Oh, a veces me pongo nervioso», «pero tienes que salir de la cancha para que me ponga nervioso». Su cuarto y último año en la universidad promedió 17,6 pts 8,7 reb 2,5 ast 1,2 rob y 3,2 tap en 32,7 minutos y fue seleccionado el primero del draft de 1989 por los Sacramento Kings.

Al poco de comenzar la temporada NBA se lesionó y solo disputó 34 partidos. Su compañero de equipo Danny Ainge le apodó «Pervis fuera de servicio» por las diversas lesiones que le dejarían sin jugar la mayor parte de su carrera profesional. Así los pocos partidos de su primera temporada pudo aportar 8 pts 5,8 reb 1,9 ast 0,5 rob y 1,7 tap en 25,5 minutos.

En un traspaso entre tres equipos recala en los Washington Bullets. Mejora y juega más partidos, mostrando su especialidad, los tapones, colocando 8 (tope personal) a los Warriors en un partido. Parece que iba progresando, si las lesiones se lo permitían, y contaba como referente para los Bullets. Titular desde el principio fue realizando buenos partidos, como por ejemplo los 30 puntos, 18 rebotes y 4 tapones a los Celtics que muestra el siguiente vídeo:

Leer  ¿Estamos viendo al mejor LeBron James de siempre?

Un mes después, entre diciembre y enero, en el transcurso de 10 partidos lograba dos veces 31 puntos (tope personal) y en otro partido conseguía 22 rebotes (tope personal).

Acabó la temporada con 66 partidos jugados y unas estadísticas de 38 minutos, 20 puntos, 11,2 rebotes, 2,9 asistencias, 0,9 robos y 2,7 tapones. La gran temporada le hizo ser galardonado con el premio Jugador más mejorado. Apuntaba que a iba a consolidarse como un pívot All-Star pero, como se ha comentado con el apodo que le puso Ainge, una variedad de lesiones le mermaron. Entre otras, tuvo dos problemas de rodilla que lo mantuvieron fuera de la cancha 29 partidos en 1992-1993 y 30 partidos en 1993-1994, bajando cada vez más sus aportaciones.

Ellison firmó con los Celtics en 1994, pero no jugó hasta mediados de la temporada porque todavía se estaba recuperando de sus problemas de rodilla. Ayudó de manera positiva los minutos de los que dispuso por partido (19,7) y obtuvieron la clasificación para los playoffs. Perdieron en 1ª ronda, fueron sus primeros y únicos playoffs. Una temporada después, un accidente con los muebles de su casa le rompió un dedo y eso le llevó a perderse casi las dos temporadas siguientes (39 partidos de 164 posibles). La temporada de 1998-1999 ni la disputó. Volvió a jugar con los Celtics después de más de año y medio, pero ya apenas contaba con minutos. Su último intento fue con el equipo de Seattle en la 2000-2001, solo 9 partidos y 40 minutos le bastaron para retirarse a los 32 años.

En su vida personal ha realizado varias obras de caridad, incluida la provisión de cinco becas completas por un valor de $ 4,800 cada una para que los jóvenes desfavorecidos puedan asistir a la Academia New Beginnings. Ha entrando a su hijo Malik en el Life Center en Voorhees, NJ y su hija Aja ha sido una buena jugadora de baloncesto en la escuela secundaria y juega en la universidad de Maryland. .

Estadísticas y curiosidades del baloncesto